Psicología desde el Caribe, No. 14: Jul-Dic 2004

Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande

Percepcin, conocimiento y valoracin del ambiente fsico y social de la universidad del valle sede melndez en un grupo de estudiantes y su influencia en el comportamiento ecolgico responsable

Larisa Rizo Lpez*, Fabiana m, Gutirrez c.**3 Henry Granada e.***

Insumen

El propsito de este trabajo fue dar respuesta a la pregunta sobre la percepcin, 1 el conocimiento y la valoracin ambiental en una poblacin estudiantil de la

I sede Melndez de la Universidad del Valle (Cali - Colombia) y su influencia en

II el comportamiento ecolgico responsable. Se realiz un estudio exploratorio 41 Ji" que combin estrategias metodolgicas cuantitativas (encuesta) y cualitativas I | (observaciones, entrevistas tuacionales, grupos focales y grafican de mapas g | cognitivos): se encontr que la biblioteca central se constituye en un hito ■f -f importante; es el sitio ms conocido, percibido como mejor cuidado y ms | valorado por los estudiantes. Bajos de Ciencias es igualmente un sitio muy

* Seccin de Psicologa Social, Instituto de Psicologa, Universidad del Valle, Santiago de Cali (Colombia), 2004.

** Miembro grupo de investigacin en Desarrollo, Ambiente y Sociedad, Gema. ri%oll@yahoo.com.

*** Miembro de Gema. ranatia/>e@yahoo.com.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

174 Larjsa Ri2x> Lpez, Fabin M. Gotrsez C, emsy Guanaba E.

conocido por los estudiantes, percibido como el segundo sitio peor cuidado del campus, sin embargo, es ms valorado positiva que negativamente por la poblacin investigada. Los aspectos a los cuales les atribuyen su condicin de cuidados o no son principalmente el sentido de pertenencia y el mantenimiento realizado, relacionados con las razones aludidas para valorar o no los sitios del campus, que son principalmente las condiciones generales del sitio, que sin embargo no superan las razones relacionadas con la satisfaccin de necesidades cognitivas, sodoafecovas por las cuales la Universidad del Valle es considerada como contexto de desarrollo. Se concluye para este caso que no son las caractersticas fsicas de los espacios las que facilitan la adaptacin que propone Holahan; son las caractersticas sociales las que facilitan la adaptacin a las caractersticas fsicas de los espacios.

Palabras claves: Percepcin ambiental, cognicin ambiental, valoracin ambiental, comportamiento ecolgico responsable, actividad molar, estructura interpersonal, rol.

Abstract

This work aims at giving an answer to the question about perception, knowledge and environmental valuation in a student population of Uruversidad del Valle, Melendez Campus (Cali-Colombia) in relation to the very question and its influence on responsible ecolgica] behavior. An exploratory study was carried out, which combined quantitative methodological strategies (surveys) and quatative ones (observations, situational interviews, focal gtoups, and graphics of cognitive maps). Results show that the Central Library is an important site: it is the most known place, and is perceived as the one receiving more maintenance by students and the most valued by them. "Bajos de Ciencias" is another well known place but it is considered the second worst maintained in campus. Nevertheless, it is positively valued by the sample population. The critetia used to determine whether a place has a good or bad maintenance are mainly sense of belonging and the maintenance given to it. They are related to the criteria used to valu the campus sites. This, however, do not fulfill the requirements to satisfy cognitive and socio-affective needs, by which Universidad del Valle is considered a development context As a conclusin, the physical characteristics of a place do not facilitate the adaptation proposed by Holahan; but rather the social ones.

Key words: Environmental perception, environmental cognition, environmental valuation, responsible ecological behavior, role.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

INTRODUCCIN

Este artculo presenta los resultados de una investigacin que se sita en el campo de estudio de la psicologa ambiental. La importancia de abordar este interrogante obedeci a las siguientes razones:

1) La Universidad del Valle es uno de los centros acadmico-investigativos ms importante del pas que en los ltimos cinco aos (hasta el aos 2002, fecha cuando fue aprobado el proyecto de investigacin) mantuvo 700 proyectos de investigacin activos, a pesar de la crisis financiera evidenciada en 1998; en aos anteriores, la Universidad era receptora del 25% del presupuesto de Colciencias asignado a la investigacin nacional.

Se acepta entonces que la Universidad es un importante contexto de desarrollo para la persona, considerando como necesario explorar los procesos perceptivos, cognoscentes y valortivos, con una mirada que considere el potencial de dicho contexto, ya que poco o nada se ha hecho hasta el momento al respecto; esto permite iniciar desde los paradigmas del conocimiento cientfico un estudio sistemtico, organizado, que permita la reflexin y un anlisis crtico desde la misma Universidad y que siente las bases tericas para posteriores estudios desde el marco de la psicologa ambiental.

2) Con relacin a la dimensin social, la Universidad del Valle inici, posterior a la crisis econmica de 1998 mencionada, un plan de accin que implic una reforma administrativa y acadmica que consideraba tanto la viabilidad de la Universidad como su ajuste a la demanda actual de la administracin y la educacin.

3) Tambin se iniciaron acciones relacionadas con el mejoramiento del ambiente fsico construido de la Universidad.

Para que el resultado de las acciones iniciadas dentro del plan mencionado, incluido el mejoramiento del ambiente fsico del cam-

Psicologta desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

176

pus, tuvieran permanencia (sostenibidad) en el tiempo, se hizo necesario abordar la dimensin social de la problemtica general, de manera que se llegara a la comprensin del fenmeno y se pudiera, posteriormente, orientar la toma decisiones sobre una intervencin factible de ser integrada en la reforma acadmico-administrativa.

Finalmente, El estado de la cuestin en relacin a la investigacin ambiental desde las ciencias sociales y especialmente la psicologa ambiental en Latinoamrica, demuestra una produccin en extremo limitada, dadas las reas de enorme inters y relevancia que demandan solucin a problemas ambientales urgentes, como el comportamiento no pro ambiental, no slo relacionado con los recursos naturales, sino con los ambientes construidos como en este caso; esta rea incluye aspectos sociales como la participacin de la comunidad en la construccin o transformacin de escenarios, sean educativos o laborales, entre otros, y que poseen determinado impacto no slo sobre la dimensin "biodiversidad" sino sobre la dimensin "calidad de vida".

De esta manera, la investigacin ha contribuido, por un lado, con un propsito de enriquecer la produccin de conocimiento en un rea del conocimiento de inters pero limitada hasta el momento, y por otro lado, con un propsito prctico al sentar las bases para el manejo del problema en el contexto educativo de la Universidad del Valle.

A continuacin se presentan algunos aspectos generales del estudio, como la orientacin conceptual y metodolgica en la cual se inscribi, los resultados y su anlisis, la discusin y las conclusiones.

Se abord la problemtica utilizando principalmente los elementos conceptuales de la psicologa social y los elementos metodolgicos de la investigacin cualitativa principalmente, siendo el estudio propuesto de tipo exploratorio, pues constituy una aproximacin a la temtica, sin antecedentes de estudios sistemticos desde la psicologa ambiental en el contexto de la Universidad del Valle que permitiera partir de algunos supuestos.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, ojooatwento y valomcioii del aiabeate fistco y social 177

El estudio identifica hiptesis explicativas desde las atribuciones o hiptesis explicativas realizadas por los estudiantes mediante un proceso de objetivacin de estas atribuciones tal como se considera en los objetivos y como una manera de orientar futuras investigaciones en esta lnea investigativa. Se plantearon los siguientes objetivos:

Objetivo general

- Conocer la percepcin, el conocimiento y la valoracin del ambiente fsico y social que tienen un grupo de estudiantes de la Universidad del Valle sede Melndez.

- Conocer cmo influye dicha percepcin, conocimiento y valoracin en el comportamiento ecolgico responsable.

Objetivos especficos

1. Conocer los espacios percibidos por los estudiantes como objeto de no cuidado, y entre ellos seleccionar y caracterizar un espacio en funcin de las actividades desarrolladas, las estructuras interpersonales establecidas y los roles de las personas relacionadas con el mismo.

2. Conocer los espacios percibidos por los estudiantes como objeto de cuidado, y entre ellos seleccionar y caracterizar un espacio en funcin de las actividades desarrolladas, las estructuras nter-personales establecidas y los roles de las personas relacionadas con el mismo.

3. Conocer las atribuciones que realizan los estudiantes de la Universidad del Valle en su sede Melndez relacionadas con los factores que orientan comportamientos pro-ambientales y no pro-ambientales.

4. Sentar las bases para el diseo de un programa de intervencin psicosocial orientado a promover y fortalecer comportamientos pro-ambientales y disminuir el impacto de comportamientos no

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. 14: 173-221, 2004

178

Lasjsa Rizo Lpez, Fabiana M. Gotirkjez C, Henky Granada E.

pro-ambientales de los estudiantes de la Universidad del Valle y que considere los diferentes elementos del contexto y de la persona percibidos por los estudiantes.

CONCEPTOS CLAVES

Con relacin a la categora "percepcin". La propuesta de la teora probabilista tiende a predominar en los modelos contemporneos de percepcin ambiental y coincide con el enfoque adaptativo de Holahan (1995), que subraya los procesos psicolgicos activos y dinmicos en los que la persona participa al enfrentar el ambiente. Propone que la informacin sensorial que proviene del ambiente y llega al individuo nunca tiene una correlacin perfecta con el ambiente real, entonces la persona elabora una serie de juicios probabilistas acerca del ambiente; estos juicios son subjetivos y reflejan las perspectivas, necesidades y objetivos particulares de cada persona que se reflejan en el contenido de sus producciones verbales como "aquello que se percibe, se desea, se teme, se piensa, o se adquiere como conocimiento y el modo en que la naturaleza de ese material psicolgico cambia, segn la exposicin de la persona al ambiente y su interaccin con l" (Bronfenbrenner, 1987).

Y aceptamos el planteamiento general de Stoetzel (1979) respecto a que la percepcin de las formas, tal como est fijada, normalizada e institucionalizada por el arte, tiene una historia, y que esta historia obedece a las leyes de invencin y de transmisin culturales y no a las leyes de la psicofisiologa; quiere decir esto que la percepcin para esta perspectiva depende de la persona en primer lugar, de una persona que es agente y sujeto social, estructurada a partir de la interaccin social.

Con relacin a la categora "conocimiento". La aproximacin se realiz, por un lado, desde el constructo de mapa cognitivo abordado en su dimensin de contenido, hace referencia a las informaciones, conocimientos, creencias e imgenes que las personas y los grupos poseen acerca de los aspectos elementales, estructurales, funcionales y simblicos de los ambientes fsicos, reales o imaginados,

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, conocimiento y valoracin del ambiente fsico y social

179

sociales, culturales, econmicos y polticos (Moore & Golledge, 1976, citado por Aragons). Y por otro lado, el planteamiento de los mismos autores sobre el desarrollo de la capacidad de para elaborar y relacionar este conocimiento. Desde las siguientes etapas:

1. Etapa egocntrica e indiferenciada: La persona no sabe distanciarse del dibujo y aparece reflejado a su discurrir por la ciudad en el trazado; el dibujo del mapa est ligado a la experiencia concreta de la ciudad.

2. Etapa fija o diferenciada y parcialmente coordinada: Los dibujos de las personas se caracterizan por presentar la organizacin de uno o varios grupos de elementos urbanos y a la persona le resulta difcil su relacin, lo que le lleva a cometer grandes errores en los intentos de unir los conjuntos de la cuidad dibujados.

3. Etapa coordinada o abstracta y jerrquicamente coordinada: Se observa la capacidad de distanciarse de la experiencia cotidiana, el dibujo se aproxima en su apariencia a un mapa cartogrfico de la ciudad.

Con relacin a la valoracin. Para realizar la aproximacin a la valoracin que tienen los estudiantes respecto del campus se acepta en este estudio el significado tradicional del concepto de actitud, que pone el nfasis en el componente afectivo (Holahan, 1995; Veitch & Arkelin, 1995; Gifford, 1997, citados por Granada, 2002) . Segn Cantero, Len y Barriga (1998), la naturaleza de la actitud es evaluativa y su definicin se centra en esta caracterstica, siendo un juicio o una valoracin de rechazo o aceptacin que se realiza sobre un determinado objeto social, aunque los componentes cognitivo (pensar, sentir) y connativo o la disposicin a actuar de un modo particular respecto del mencionado objeto social se encuentren estrechamente implicados.

El enfoque conceptual general que orient este estudio es el enfoque adaptativo de la psicologa ambiental, el cual propone como caractersticas principales una perspectiva "holstica" del ambiente, la persona y la interaccin que se establece entre ambos.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

.....»r......rmuri u*i,. i,,,, -,, , - m ■........... , ,- »j- iru, , ■- , ,m,i-,i-i- -«i

Lajhsa Rizo Lopes, Famana M. GunaaBZ C, Henry Okahada E.:

El contenido del enfoque adaptativo gira alrededor de los procesos psicolgicos mediante los cuales el individuo enfrenta el ambiente para adaptarse a l; estos procesos incluyen la percepcin ambiental, la cognicin o conocimiento ambiental y la formacin de actitudes hacia el ambiente, procesos que se convierten en la base del comportamiento de la persona hacia el ambiente (Holahan, 1995).

De esta manera, el proceso adaptativo se lleva a cabo en la interaccin persona - ambiente, en donde ambos componentes de la interaccin son considerados integrales y, por lo tanto, los dos aportan ofertas y demandas a la interaccin; as, la adaptacin se produce cuando se logra una conciliacin tanto entre lo que ofrece y necesita la persona como entre lo que ofrece y requiere el ambiente.

Por lo anterior, ste es un proceso en el que la persona cumple un rol activo creando estrategias que procuran un aprovechamiento de su ambiente de lo que ste le ofrece, pero a su vez la persona debe estar atenta a que sus estrategias adaptativas mantengan el equilibrio ambiental, puesto que de este hecho depende su posibilidad de vivir y desarrollarse como persona.

En relacin al modelo de interaccin que se establece entre la persona y el ambiente. La concepcin de persona y la concepcin de ambiente configuran un modelo de interaccin en el que persona y ambiente establecen una relacin recproca donde no slo el ambiente afecta el comportamiento sino que la persona afecta el ambiente y ambos constituyen un sistema integrado, siendo la conducta humana el resultado de lainteraccin entre las caractersticas de la persona y las caractersticas del ambiente; este modelo se circunscribe dentro de la perspectiva interaccionista y su origen remite al clsico planteamiento de Kurt Lewin (1936): C = f(P,A).

En relacin con la concepcin de la persona. Dentro de una perspectiva holstica, sta se considerada como "total", la cual interacta con el ambiente (lo que interacciona con el ambiente es la persona total y no

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

tV^pan,corKkbi,cno'y valtatiAri'dcl ambiente fsico y «ociT 181

partes de ella), la persona se sita frente al ambiente y elabora respuestas a ste, de una manera organizada, previa integracin de sus procesos psicolgicos.

En relacin con la concepcin de ambiente. Holahan (1995) retoma el concepto de la teora ecolgica del desarrollo humano, propuesta por Urie Bronfenbrenner (1987), quien propone el ambiente ecolgico como un conjunto de estructuras seriadas, dispuestas concntricamente. En el nivel ms interno se encuentra el entorno inmediato que contiene a la persona en desarrollo; para el autor, entorno y ambiente no son trminos intercambiables; el entorno es un lugar en el que las personas pueden interactuar cara a cara fcilmente. Un ejemplo de entorno es la escuela o el hogar.

El ambiente ecolgico supera el entorno inmediato, se extiende mucho ms all de la situacin inmediata que afecta directamente a la persona en desarrollo: los objetos a los que responde, o las personas con las que interacta cara a cara, considerando no slo el entorno inmediato sino los dems entornos y las relaciones entre ellos, que aunque no contengan a la persona, le afectan. Las estructuras que constituyen el ambiente ecolgico son1:

 Microsistetna: Hace referencia al patrn de actividades, roles y relaciones interpersonales que la persona en desarrollo experimenta en un entorno determinado con caractersticas fsicas y materiales particulares.

 Mesosisema: Comprende las interrelaciones de dos o ms entornos en los que la persona en desarrollo participa activamente; ste se ampla cuando el individuo ingresa a un nuevo entorno.

 Exosistema: Se refiere a uno o ms entornos que no incluyen a la persona en desarrollo como participante activa, pero en los cuales se

1 La teora ecolgica del desarrollo humano es una derivacin de la teora general de sistemas de Bertalanf .

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

1S2 L^mtep'lj^-FAkA^

producen hechos que afectan a lo que ocurre en el entorno que comprende a la persona en desarrollo, o que se ven afectados por lo que ocurre en ese entorno.

Macrosistetna: Se refiere a las correspondencias, en forma y contenido, de los sistemas de menor orden (micro - meso y exo) que existen o podran existir, al nivel de la subcultura o de la cultura en su totalidad, junto con cualquier sistema de creencias que sustente estas correspondencias.

Bronfenbrenner [op. cit.) propone que tanto el microsistema como el mesosistema se encuentra constituido por tres elementos bsicos denominados:

1. Actividades molares, las cuales se definen como un comportamiento que aunque posee un comienzo y un final, lo trasciende, porque es un proceso continuo, est determinado por el cumplimiento de un propsito o intencin por la cual se desarrolla, es decir, posee un momento propio, es progresivo, persistente en el tiempo y resistente a la interrupcin hasta el cumplimiento del propsito; tambin posee prominencia en el campo fenomenolgico de la persona que desarrolla la actividad y de las que se encuentran en el entorno; ste, ms que un indicador, es un criterio que hace referencia al "sentido" que para la persona tiene el desarrollo de la actividad.

La intencin o el deseo de hacer lo que se hace puede ser instrumental, o sea, para alcanzar otro propsito o se puede hacer por s misma; por ejemplo, cuando la actividad posee un propsito expresivo. Las actividades molares varan en su complejidad, luego entonces, un criterio que permite caracterizarlas es la complejidad, la cual se puede evaluar segn varios indicadores, como la meta percibida, puede ser conciente o no y se puede percibir como estructurada y simple, la cual requiere un curso de accin nico, o se puede percibir una meta estructurada y compleja, la cual requiere la planeacin de submetas par alcanzar el propsito.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

L7 perspectiva temporal hace referencia a si la persona percibe la actividad como del presente inmediato o como que se prolonga hacia atrs en el pasado o hacia delante en el futuro. La creacin de mesosistems mentales, es decir, invoca objetos, personas o situaciones que no estn presentes en el entorno inmediato. El desarrollo simultneo de otras actividades molares, La participacin de otras personas en la actividad, o sea, el establecimiento de estructuras interpersonales, el cual ser caracterizado como una categora independiente de la actividad molar.

2. Estructuras nterpersonales, stas hacen referencia a la interaccin significativa de la persona en desarrollo con otras personas, la estructura mnima es la diada, la cual puede ser de observacin, de actividad conjunta o primaria, pero tambin son estructuras interpersonales la trada, tetrada o eneadas.

Las diadas y sistemas N+2 de observacin, hacen referencia a una relacin2 establecida entre dos personas, donde uno de los miembros presta atencin, de una manera estrecha y duradera, a la actividad del otro, el cual, a su vez, por lo menos reconoce manifiestamente el inters que se demuestra.

Las diadasy sistemas N+2 de actividad conjunta, hacen referencia a una relacin establecida entre dos personas, donde los dos participantes se perciben a s mismos haciendo algo juntos; se reconoce reciprocidad, es decir, lo que hace una de las personas influye en la otra y viceversa, lo que implica coordinacin, y cuando una de las personas es la portadora de la iniciativa en la actividad o de mayor influencia en algn momento del desarrollo de la actividad, se reconoce la tendencia al equilibrio de poderes. Otra caracterstica de la diada es la existencia y reconocimiento de una relacin afectiva, es decir, de un sentimiento positivo, negativo, ambivalente o asimtrico entre las dos personas.

2 Entendiendo que se reconoce la existencia de una relacin cuando una persona en un entorno presta atencin a las actividades de otra o participa en ellas.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

Las diadasj sistemas'N+2 primarias, hacen referencia al reconocimiento de una relacin establecida entre dos personas, aun cuando no se encuentren juntas; pero una de las personas actualiza y hace presente en su pensamiento a travs de sus narraciones a la otra (u otras personas en el caso que sean tradas, tetradas, etc.) y reconoce influencia de la relacin en su comportamiento.

3. Roles, son enunciados que hacen referencia a caractersticas de la persona relacionadas con las actividades y relaciones que sta desarrolla y establece como resultado de la posicin que ocupa en la sociedad y en consecuencia se esperan de ella.

Con relacin al concepto de Comportamiento pro ambiental. El comportamiento protector del ambiente es toda accin humana que resulta en el cuidado del entorno o su preservacin, sea o no a conciencia, sin embargo, sta es un elemento importante para la definicin de comportamiento ambiental responsable en psicologa ambiental y debe ser entendida como el nivel de sensibilizacin de los individuos ante los problemas del medio y sus posibles soluciones, de manera que sus acciones estn encaminadas de manera deliberada y eficaz a cuidar el entorno, adoptando un estilo de vida consecuente con dicho nivel de sensibilizacin (Corral, 1998).

La anterior es una definicin amplia de comportamiento protector del ambiente, sin embargo, para cualquier variedad o complejidad de comportamiento (reciclaje de objetos, uso racional de agua y energa, etc.) son cuatro tipos de variables que facilitan el desarrollo de un comportamiento protector del ambiente:

- Variables demogrficas, como sexo, edad, nivel socioeconmico, nivel educativo.

- Factores psicolgicos, como las actitudes, los conocimientos, locus de control interno, los motivos pro ambientales.

- Variables contextales o situacionales, como la presin social, la disponibilidad de informacin pro ambiental, la localizacin, apa-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

riencia general y visibilidad de los recipientes de basura, el apoyo administrativo, la manipulacin de variables antecedentes.

- Variables que hacen referencia a programas de intervencin, como la manipulacin de variables antecedentes, la manipulacin de variables consecuentes.

ESTRATEGIA METODOLGICA

Tcnicas e instrumentos

Para la recoleccin de la informacin se emplearon tcnicas e instrumentos propias de los presupuestos metodolgicos del enfoque adaptativo de Holahan, como la observacin y la graficacin de mapas cognitivos, la entrevista situacional y grupos focales o entrevistas grupales, tambin se utilizaron tcnicas como la encuesta; las tcnicas se agruparon en dos estrategias metodolgicas. A continuacin se dene cada una y posteriormente se describe el procedimiento que se sigui en su aplicacin. Para el anlisis cualitativo de la informacin se utiliz la tcnica del anlisis del contenido, y para el anlisis cuantitativo, el anlisis de frecuencia simple.

Para el abordaje desde la estrategia metodolgica uno, la poblacin' se defini por el criterio de pertenencia de los estudiantes a los planes de estudio de las carreras diurnas de pregrado y en modalidad presencial; el tipo de muestra correspondi a una muestra probabilstica estratificada, donde los estratos fueron definidos por la facultad a la que pertenecan los estudiantes, y se consider un error de 0-1 para un tamao de la muestra de 94 personas, lo que present como caracterstica de representatividad un nivel de confianza del 95%.

3 Definida por criterio estadstico y por el propsito de abordar el problema transversalmente o en extenso mediante la tcnica de encuesta.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

Elprocedimiento de seleccin de la muestta consisti en consultar la programacin de las asignaturas y las listas de clase para identificar los horarios y los espacios en los que se encontraran y abordaran los estudiantes de las diferentes facultades y planes de estudio.

Para la estrategia metodolgica nmero dos4 se establecieron como criterios de seleccin para los sujetos claves que participaron en las entrevistas grupales ser usuarios del espacio que se iba a caracterizar como de cuidado o no cuidado en un mnimo de seis horas semanales. Se determin que las sesiones tuvieran un mnimo de tres personas y un mximo de ocho, para garantizar la mejor dinmica.

La identificacin de las personas claves se realiz en el desarrollo de las observaciones de los sitios y las entrevistas situacionales; as, se abordaron los estudiantes que aparecieron frecuentemente en los registros, y posteriormente con ellos se acord invitar otros estudiantes que aunque no aparecieran en los registros fueran usuarios del sitio y pudieran facilitar informacin sobre las caractersticas de los mismos. A continuacin se relaciona el sistema de categoras que orientaron el anlisis:

4 Definida por su orientacin cualitativa y por el propsito de abordar el problema en profundidad mediante la tcnica de observacin natural y grupos focales o entrevistas grupales.

Psicologa desde el Caribe. Universidad de! Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, conocimiento y valoracin del ambiente fsico y social

187

SISTEMA CATEGORIA!, DE ANLISIS Grupo de discusin y entrevistas situacionales / «Lo que las personas dicen»

UNIDAD DE ANLISIS

CATEGORIAS

SUBCATEGORAS

INDICADORES

FACTORES ATRIBUIDOS EN LA INFLUENCIA DE COMPORTAMIENTO PROTECTOR DEL AMBIENTE

CARACTERSTICAS DEMOGRFICAS

Sexo

Enunciados que refieran influencia percibida del sexo en el comportamiento protector del ambiente.

Edad

Enunciados que refieran influencia percibida de la edad en el comportamiento protector del ambiente.

Nivel socioeconmico

Enunciados que refieran influencia percibida del nivel socioeconmico en el comportamiento protector del ambiente.

Nivel educativo

Enunciados que refieran influencia percibida del nivel educativo en c comportamiento protector del ambiente; por ejemplo, enunciados que hacen referencia a estudiantes de primeros o ltimos semestres como mejores o peores cuidadores de los espacios.

en <

y

y cu

u

5

u

Conocimientos

Enunciados que refieran la influencia percibida de informaciones, opiniones creencias, hiptesis explicativas sobre los problemas ambientales en ef campus o las estrategias para su solucin.

Locus de control

Enunciados que refieran ta influencia percibida de la capacidad, competencia o sentido de responsabilidad desarrollado o a la incapacidad, incompetencia, ausencia de sentido de responsabilidad o cualquier otro factor externo a la persona, para generar cambios a travs de su propio comportamiento en el ambiente.

Actitud

Enunciados que refieran la influencia percibida de sentimiento positivo o negativo hacia el campus universitario.

Motivos pro ambientales

Enunciados que refieran la influencia percibida de motivacin para comportarse pro ambien-talmcntc, como reconocimiento econmico, social o personal.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

UNIDAD DE ANLISIS

CATEGORIAS

SUBCATEGORA

INDICADORES

FACTORES ATRIBUIDOS EN LA INFLUENCIA DE COMPORTAMIENTO PROTECTOR DEL AMBIENTE

CARACTERSTICAS CONTEXTUALES 0 SITUACIONALES

La presin social

Enunciados que refieran la influencia percibida de normas individuales o grupales en el comportamiento protector del ambiente.

Disponibilidad de informacin pro ambiental

Enunciados que refieran la influencia percibida de elementos en el contexto como informacin en letreros o recordatorios sobre la conveniencia de mantener el sitio cuidado, o sea, aseado, utilizando los tarros de basura, funcional, o sea, utilizando los muebles y equipos para lo que fueron diseados y esttico, o sea,... sin contaminacin visual, organizado, etc., en el comportamiento protector del ambiente.

Localizacin, apariencia y visibilidad de recipientes de basura

Enunciados que refieran la influencia percibida de elementos en el contexto como la presencia, localizacin visible de tarros de basura en el comportamiento protector del ambiente.

Apoyo administrativo

Enunciados que refieran la influencia percibida del apoyo de la administracin de la Universidad en el comportamiento protector del ambiente.

VARIABLES QUE HACEN REFERENCIA A PROGRAMAS DE INTERVENCIN

Manipulacin de variables antecedentes

Enunciados que refieran la influencia percibida de algn tipo de induccin o introduccin en la temtica, capacitacin o similar establecido como un programa formal desde la institucin.

Manipulacin de variables consecuentes

Enunciados que refieran la influencia percibida de algn tipo de accin realizada posterior a alguna situacin de carcter ambiental que se convierta en objeto de reflexin, reconocimiento o sealamiento dentro o por parte de la comunidad universitaria.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

- Pcrcepciij-conocjmieatc y v^lotacr <JeI MaMeMdsfrirn y socul

Observacin y Registro «Lo que las personas hacen»

CATEGORAS

INDICADORES

Actividad molar

Enunciados que hacen referencia a un comportamiento que posee un comienzo y un final; est determinado por el cumplimiento de un prepsito o intencin por la cual se desarrolla; es progresivo, persistente en el tiempo y resistente a la interrupcin hasta el cumplimiento del propsito; tambin posee prominencia en el campo fenomenolgico de la persona que desarrolla la actividad y de las que se encuentran en el entorno; ste, ms que un indicador, es un criterio que aunque no puede ser identificado a travs de la observacin, se complementar con la informacin obtenida a travs de grupos focales y entrevistas situacionales. Este criterio hace referencia ai "sentido" que para la persona tiene el desarrollo de la actividad. El propsito o intencionalidad como el sentido no se pueden inferir a travs de la observacin pero son criterios que la definen, stos se exploraran cuando se conozcan y relacionen las necesidades que satisfacen en el campus los estudiantes.

Diadas o sistemas N+2 de observacin. Enunciados que hacen referencia a una relacin establecida entre dos personas, donde uno de los miembros presta atencin, de una manera estrecha y duradera, a la actividad del otro, el cual, a su vez, por lo menos reconoce manifiestamente el inters que se demuestra.

Estructura interpersonal

Diadas o sistemas N+2 de actividad conjunta. Enunciados que hacen referencia a una relacin establecida entre dos personas, donde los dos participantes se perciben a s mismos haciendo algo juntos; se reconoce reciprocidad, es decir, lo que hace una de las personas influye en la otra y viceversa, lo que implica coordinacin, y cuando una de las personas es la portadora de la iniciativa en la actividad o de mayor influencia en algn momento del desarrollo de la actividad, se reconoce la tendencia al equilibrio de poderes. Otra caracterstica de la diada es la existencia y reconocimiento de una relacin afectiva, es decir, de un sentimiento positivo, negativo, ambivalente o asimtrico entre las dos personas.

Diadas d sistemas N+2 primarias. Enunciados que hacen referencia al reconocimiento de una relacin establecida entre dos personas, aun cuando no se encuentren juntas; pero una de las personas actualiza y hace presente en su pensamiento a travs de sus narraciones a la otra (u otras personas en el caso que sean tradas, tetradas, etc.) y reconoce influencia de la relacin en su comportamiento.

Roles

Enunciados que hacen referencia a caractersticas de la persona relacionadas con las actividades y relaciones que sta desarrolla y establece como resultado de la posicin que ocupa en la sociedad y en consecuencia se esperan de ella; en el caso de la Universidad, producto de ciertos estereotipos sociales (existen estereotipos para los usuarios de biblioteca o de bajos / anlisis/); por ejemplo, si es un estudiante, se espera observar que desarrolle actividades relacionadas con el estudio, como leer, escribir, discutir en grupos de estudio, asista a clase, etc.

; 190' ' ..?' -\. ' ^LAKSa iCr-LPBSi, KlBLUvA-M.'GTIltJEZ C Hsky GANADA .:-

RESULTADOS Y ANLISIS Estrategia cuantitativa Distribucin de la muestra Item 1: Por gnero

Femenino

46% = 43

Masculino

54% = 51

Total

100% = 94

tem 2: Por edad

Menor de 20 aos

29% = 27

Entre 20 y 25 aos

49% = 46

Entre 25 y 35 aos

22% = 21

Entre 35 y 40 aos

0% = 0

Mayor de 50 aos

0% = 0

Total

100% = 94

Item 3: Por estrato

Bajo

24% = 23

Medio

72% = 68

Alto

4% = 3

Total

100% = 94

ingreso a la Universidad

2002

33 % = 31

2001

12% =11

2000

24% =23

1999

4.2% = 4

1998

3.1% = 3

1997 cantes

13%. = 12

Total

100% = 94

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, corocioiento y valoracin del ambiente fsico y social

191

Item 5: Porfacultad

Artes Integradas

13.8% = 13

Ciencias

13.8% = 13

Ciencias Sociales y Econmicas

7.4% = 7

Humanidades

20 % = 19

Ingenieras

36.2% = 34

Instituto de Educacin y Pedagoga

8.5% = 8

Total

100% = 94

tem 6: Por pertenencia a alguna organizacin o grupo de trabajo estudiantil

Acadmica

6.4% =6

Administrativa

0% = 0

Artstico-cultural

2.1% = 2

Poltica

2.1% =2

Ambiental- ecolgica

0% =0

Religiosa

0% = 0

Deportiva

1% = 1

Otra

0% =0

Total

100% =94

Item 7: Conocimiento del campus

Los diez sitios ms conocidos de la Universidad son: biblioteca central (100%); administracin (98,9%); cafetera central (96,8 %); aulas de ingeniera (95,7%); auditorios (94,6 %); servicio mdico (94,6%); bajos de ciencias (92,5 %); idiomas (92,5 %); cdu (90,4%) y el edificio Hernando Navia Varn (86,1%). No se observan diferencias importantes en el conocimiento que del campus poseen los estudiantes de las diferentes facultades.

Item 8: Sitios ms frecuentados del campus

Los sitios ms frecuentados tambin son los sitios ms conocidos dentro de la Universidad para los estudiantes de todas las facultades y antigedades. La biblioteca central, adems de ser el sitio ms conocido del campus, es el ms frecuentado (90,4).

Psicologa desde c! Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

1*;2............L.wisaRt?o Jjufez,Ka»ms\ M. G^ii»k^C.JIknhyGc.\n«» j\

/ewi 9: Tiempo de permanencia en los sitios

Administracin es el sitio que ms se frecuenta menos de una hora (43%); la biblioteca central y la cafetera central (35 y 34% respectivamente) son los sitios ms frecuentados entre una y tres horas; y la biblioteca y las aulas de Ingeniera son los sitios ms frecuentados por ms de tres horas.

Esto permite comprender el impacto del uso de los sitios dado por el tiempo que se permanece en ellos; as, por ejemplo, las aulas de ingeniera, referido como uno de los sitios en que ms permanecen los estudiantes, tambin es uno de los sitios percibidos como mal cuidados (en tercer lugar, despus de bajos de ciencias, como se podr observar ms adelante), lo cual indica que el impacto por uso es un factor que contribuye con las condiciones del sitio, sin embargo, no es nico factor ilustra el caso de la biblioteca, referido tambin como uno de los sitios donde ms permanecen los estudiantes y no por el impacto por uso, el sitio se encuentra y/o es percibido como mal cuidado, contrariamente, fue el sitio considerado como mejor cuidado.

tem 10: Valoracin positiva del campus

El sitio ms valorado positivamente es la biblioteca central, con un porcentaje del 64.8% de aceptacin con relacin a otros espacios de la Universidad (esto para los estudiantes de todas las facultades y antigedades); el cdu fue considerado por los encuestados como el segundo sitio valorado positivamente, con un 43.6 %.

tem 11: Atribuciones sobre la valoracin positiva de campus

Con relacin a las razones que aludieron acerca del por qu gustan los diferentes espacios, se determin que las principales razones se relacionan con las condiciones generales del sitio, con el servicio que ste facilita o con la posibilidad que ofrece para realizar actividades caractersticas de la vida universitaria, como por ejemplo estudiar, leer, etc. En este sentido, la biblioteca es un lugar que para los

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, conocimiento y valoracin del ambiente fsico y social

193

estudiantes se encuentra en muy buen estado, es adecuado (amplia, iluminada, bien dotada, etc.), y presta los servicios que ofrece de manera ptima, por ejemplo, el prstamo de material y lo agradable para estudiar.

El cdu es preferido por el tipo de actividades que se puede desarrollar en este espacio, relacionadas con funciones deportivas y recreativas, ms que por el estado del sitio como tal. Sin embargo, se ha de considerar que la gran mayora de alusiones a l se puede explicar porque la mayora de estudiantes que resolvieron la encuesta han ingresado recientemente, lo cual confirma lo sealado en el cuadro anterior sobre el conocimiento y uso del espacio.

tem 12: Valoracin negativa del campus

Los sitios que menos le gustan a los estudiantes encuestados de todas las facultades y antigedades son la cafetera central (32.9 %) y bajos de ciencias (25.5%).

Item 13: .Atribuciones sobre la valoracin negativa del campus

Se encontr que las razones por las cuales la cafetera central y bajos de ciencias no son valorados fueron la falta de adecuacin (iluminacin, inmobiliario, amplitud, etc.), el no mantenimiento y la ausencia de control (desorden, exceso de ruido, etc.).

Sin embargo, teniendo en cuenta los resultados de la pregunta 10 con relacin a cafetera central, se puede observar que es un sitio que los estudiantes prefieren (40.4%) y que el porcentaje es superior con relacin a los estudiantes que no lo prefieren (29.7%).

Lo anterior se podra entender desde las razones que los estudiantes manifiestan por las cuales les gusta o no un sitio; la razn que ms aludieron para justificar el gusto por la cafetera se relaciona con el uso que se hace de ella -alimentacin, mientras que las razones que ms aludieron para justificar el disgusto estaban relacionadas con las condiciones generales del espacio, consideradas como las peores para la mayora de las personas encuestadas.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Lo anterior permite entender que sustenta las razones aludidas por las personas, es decir, las personas perciben un sitio como mejor o peor cuidado teniendo en cuenta mltiples razones; es decir, su valoracin no se fundamenta en un solo tipo de justificacin, y si los sitios satisfacen sus necesidades o les permiten desarrollar actividades que se lo permitan, la percepcin sobre el cuidado o no del sitio puede incluso hacerse difcil de definir.

Item 14: Percepcin de ios sitios cuidados del campus

La biblioteca central es percibida como el sitio mejor cuidado (para estudiantes de todas las facultades y antigedades), con un porcentaje alto con relacin a los otros sitios (78.7%); estos resultados coinciden con los relacionados en las preguntas anteriores, especialmente en la pregunta nmero 10, ya que se considera como el sitio que ms es valorado positivamente dentro de la Universidad y otorga peso al factor "bien cuidado" como condicin que contribuye con la preferencia que sobre los sitios expresan las personas encues-tadas.

Item 15: Indicadores de buen cuidado en los sitios observados por los estudiantes

De la misma manera, los indicadores que la gente seala para justificar la percepcin de la biblioteca como un sitio bien cuidado (adecuacin, aseo, esttica) estn en relacin con las razones que aludieron para considerar como el sitio preferido en el campus, y se encontr que la gente valora positivamente los espacios teniendo en cuenta razones similares.

Item 16: Percepcin de los sitios descuidados del campus

El sitio ms descuidado de la Universidad sede Melndez es la cafetera central (57.4 %), seguido por bajos de ciencias, con un 41.4 % (aunque la percepcin de los estudiantes de todas las facultades y antigedades coincidi sobre los dos sitios ms descuidados del campus, en los estudiantes de las facultades de ciencias e ingenie-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, conocimiento y valoracin d<l ambiente fisicoy social 195

ras se observa que otorgan un mayor porcentaje, 44.6 %. Se podra pensar que el hecho de estar este sitio dentro del edificio de ciencias y ser utilizado ms por este grupo de estudiantes les ha permitido una mayor adaptacin al mismo; estos resultados concuerdan coa los de la pregunta nmero 12 sobre los sitios que son menos valorados positivamente dentro de la sede Melndez (cafetera = 29.7; bajos de ciencias = 25.5).

Item 17: Indicadores de descuido en ios sitios observados por los estudiantes

De la misma manera, los indicadores que aluden acerca del descuido de los sitios estn en relacin con: la falta de mantenimiento, que se traduce en falta de aseo, pintura deteriorada e instalaciones en mal estado; con la falta de adecuacin del sitio, reflejada en ausencia, escasez o deterioro del inmobiliario, iluminacin deficiente o inexistente; y con la ausencia de control de factores como el ruido y la disposicin y organizacin de las filas a la hora del almuerzo.

Item 18: Atribuciones realizadas por os estudiantes a los aspectos que permiten que un sitio est cuidado

El sentido de pertenencia fue la categora a la que hicieron mayor alusin; sta hace referencia a la relacin que establecen las personas entre la apropiacin del espacio y una mayor disposicin para su cuidado sin necesidad de la vigilancia y el control de los otros para su conservacin. A la par est la categora de Mantenimiento (36.1%), en la cual se considera que los arreglos, reparaciones y el aseo que se haga en los sitios ayudar a que los usuarios los conserven como los encuentran.

tem 19: Atribuciones realizadas por los estudiantes a los aspectos que permiten que un sitio est descuidado

Similares resultados se obtuvieron con relacin a las razones atribuidas por los estudiantes para que un sitio est mal cuidado. La ausencia de sentido de pertenencia es la razn ms aludida como la cau-

Pskologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

9, r,;, ,,________iL._^^_JUs^fo^^^

sante del estado de deterioro de los sitos del campus (64.8%), seguido de la ausencia de mantenimiento y control sobre los sitios.

tem 20: Significado de la Universidad del Valle

El 74.4% significa a la Universidad como un sitio de formacin, es decir que la Universidad del Valle es un lugar donde las personas, adems de estudiar (54.2%), realizan otro tipo de actividades que les permiten un desarrollo a varios niveles: profesional, personal, econmico, entre otros, que la convierten en un espacio rico en experiencias para las personas que pertenecen a ella y que hacen uso de ella (por ejemplo, las personas externas a la Universidad).

Estrategia cualitativa

Con relacin a la caracterizacin del microsistema uno: sitio de no cuidado, "bajos de ciencias"

Las actividades que desarrollan los usuarios de este sitio son principalmente el dilogo y el juego, tambin la lectura, la escritura y el estudio en grupo en momentos particulares del semestre como previos a la presentacin de parciales o trabajos parciales y finales o trabajos finales; otras actividades con propsitos definidos son transitar y esperar: "transitar" se refiere a pasar por el sitio para dirigirse a otros sitios, y "esperar" se refiere a encontrarse con otra u otras personas para dirigirse a otro sitios o desarrollar una actividad no progresiva (intercambiar una informacin verbal o escrita); stas actividades se diferencian de las anteriores por el grado de instrumentalizacin del sitio, el cual es alto.

Se observaron otro tipo de actividades, como comer y fumar cigarrillos; comer y fumar cigarrillos se observan como actividades secundarias o que acompaan a las actividades como dialogar o jugar principalmente; fortalece esta afirmacin la situacin que se configura en la mayora de las observaciones, en la cual el dialogo y el juego necesariamente es desarrollado por lo menos por dos personas; de igual manera, actividades como comer o fumar cigarrillos son desarrolladas en la

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

interaccin de por lo menos dos personas, de esta manera, adquieren importancia las actividades secundarias y las actividades no progresivas que tambin se desarrollan en el sitio.

Los resultados obtenidos a travs de la tcnicas de grupo focal y entrevista situacional coinciden en mencionar el dilogo y el juego como las principales actividades que se desarrollan en el sitio, tambin mencionaron que utilizan el sitio para leer y estudiar o esperar y encontrarse con los compaeros y amigos, y atribuyen la misma intencionalidad a las dems personas que lo visitan; estas tcnicas permitieron acceder a la intencionalidad de las actividades; en "bajos de ciencias" confluyen mltiples intencionalidades, concretizadas en las actividades que desarrollan las personas en l, pero es un sitio denominado bsicamente como un sitio de encuentro, definido as por las motivaciones de las personas que lo frecuentan; este espacio de encuentro se constituye entonces en espacio cotidiano de socializacin y construccin de realidades.

La tcnica de observacin del comportamiento permiti contrastar lo que- las personas "dijeron" que "hacan" a manera de autoinforme en las entrevistas situacionales con lo que realmente "hacan". Se encontr coincidencia en los resultados, esto significa que existe conciencia de metas percibidas de las actividades que se desarrollan en el sitio; y es posible establecer una relacin entre las necesidades que los estudiantes dicen satisfacer en el sitio y las actividades que "dicen hacer" y que efectivamente se les observa "hacer". Tambin existe conciencia sobre las consecuencias y efectos que estas actividades generan en su entorno fsico inmediato -y esto tambin coincide con la percepcin que poseen sobre el principal problema ambiental del campus, que se relaciona ms adelante, por ejemplo, un estudiante mencion lo siguiente:

El sitio, dependiendo de cmo lo cuida la ente, por das es de pronto desordenado pero no necesariamente sucio; no s qu pasa que a veces particularmente la gente deja ios papeles o compran all y dejan ac las cosas botadas.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Refirindose a que las personas comen y beben en el sitio y no botan los vasos o empaques de comestibles en los tarros de basura dispuestos para ello. Otras personas refirieron lo siguiente:

... llegamos a las siete o siete y media a clase y salgo a las nueve ...el tiempo que no estamos en clase o almor%ando,y eso que a veces almuerzo all... Uno llega con laspapitas, la gaseosa... Al medioda todos se encuentran all para saber quines van a ir a almorzar en central o quines no van a almorzar...

Qu se puede observar entonces en las actividades molares, ms all de lo meramente explcito y ms all de las intencionalidades narradas por sus usuarios?

La estructura interpersonal mnima observada en el sitio fue la diada, sin embargo, la mayora de estructuras interpersonales que se establecieron y observaron se constituan por sistemas mayores, de 4, 8 y hasta catorce personas, dependiendo de la actividad que desarrollaran. Como se mencion en el apartado anterior, la actividad desarrollada de alguna marea configura la estructura interpersonal que se establece, pero tambin el tipo de estructura define la actividad que se desarrolla. Se observ predominio de actividad dilogo cuando las estructuras eran didicas y juego cuando las estructuras superaban las tetradas, lo que no significa que no se observara diadas que desarrollaran actividades de juego o tetradas o estructuras mayores desarrollando actividades de juego, pero las tendencias en la organizacin de las actividades y las estructuras interpersonales aparecieron claras.

Como lo menciona Bronfenbrenner, las actividades molares constituyen la manifestacin principal y ms inmediata tanto del desarrollo del individuo como de las fuerzas que se encuentran en el ambiente e influyen en este desarrollo, como son las acciones de las dems personas; de esta manera, las actividades desarrolladas por las personas usuarias de este sitio se muestran como la posibilidad que todo estudiante de la Universidad del Valle en su sede Melndez posee para establecer espacios que facilitan la satisfaccin de necesidades e ntimamente relacionado con esto el desarrollo psicosocial

Psicologa desde el Caribe. Universidad de! Norte. N° 14: 173-221, 2004

JVtceptiji, conocimiento y valorado» del ambiente fsko y eociaf j y 9

de la persona (Max-Naf, 1994), lo cual confirma el rol de la Univer-sidad'como contexto de desarrollo de la persona no slo en su dimensin cognitiva sino afectiva y social de una manera ntegra.

Los comportamientos y actividades que desarrollan corresponden con la expectativa generada sobre los comportamientos y actividades que se desarrollan en un espacio como "bajos de ciencias"?

El rol de las personas usuarias del sitio no cuidado es bsicamente el de estudiantes, sin embargo, aun dentro de este rol existen estereotipos asignados o atribuidos a los estudiantes que frecuentan el sitio; dentro de la categora general de estudiante se encuentran los que estudian ms y los que estudian menos; los estudiantes que estudian ms son usuarios de sitios como la biblioteca u otros sitios (como por ejemplo, "los bajos nuevos de ciencias", donde los propsitos de las actividades que se desarrollan en ellos son bastante claros).

La Universidad se facilita para algunas personas no como una mera posibilidad de acceder a otros entornos y redes sociales que contribuyan con el desarrollo de todas sus dimensiones como persona, sino ms bien como una manera de establecer otros sistemas de relaciones diferente del sistema de relaciones establecido desde otros mcrosistemas como el hogar o el colegio, sistemas con normativi-dades y mecanismos de regulacin de comportamientos rgidos o poco flexibles que afectan la funcin expresiva de la persona o limitan su libertad. La Universidad y algunos de sus espacios entonces se convierten en espacios simplemente para "ser" y expresarse verbal y connativamente.

Se puede afirmar entonces que la manera como el estudiante asume el rol desestudiante de la Universidad del Valle se encuentra estrechamente relacionada no slo con sus caractersticas personales sino con lo que la misma Universidad valida en su misin, visin y dems filosofa institucional y en sus discursos acadmicos y sociales.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

ibiA Kzo'Lfkz. Wmm& M. Gu7iutS2 C.Henry Cusa E.,

Con relacin a la caracterizacin del microsistema dos: sitio de cuidado, "biblioteca central"

En la biblioteca central se puede identificar varios tipos de actividades molares: acadmicas, administrativas, actividades de entretenimiento. En el estudio se describieron las actividades molares observadas en la sala B por tener como caracterstica importante la asistencia ms frecuente y nutrida de estudiantes.

La actividad que ms se desarrolla, de las mencionadas anteriormente, es la actividad de estudio; siempre se encuentran las mesas de la sala con personas realizando esta actividad. Como se mencion, durante el transcurso del da la cantidad de personas estudiando puede variar pero nunca, o casi nunca, se encuentra la sala sin personas estudiando. Por lo general, se estudia en grupos no mayores de seis personas o, tambin, de manera individual, y el tiempo de permanencia puede ser de una hora a cuatro o cinco en el da.

Conducta progresiva que posee un momento propio: estudiar es una actividad que por lo general se toma una buena cantidad de tiempo llevarla a cabo -ms, si tenemos en cuenta la labor del estudiante universitario- que necesariamente hace que tenga un principio y un final que de alguna manera son fciles de identificar. Casi siempre implica la accin de sentarse frente a un material necesario para el desarrollo de la actividad que marca el inicio de la actividad; trabajar de diversa formas con el material disponible, que lo podramos denominar el nudo de la actividad; y, finalmente, terminar la actividad, ya sea recogiendo el material o dedicndose a otra actividad que suspenda por completo la actividad anterior.

De esta manera lo describi un estudiante:

... Dejar el maletn, a pedir libros casi siempre saba que iba a pedir, solicitaba los libros. Buscaba el cubculo ms apartado y me sentaba a estudiar todo el da; muchas veces me toc escuchar el timbre a las nueve de la noche, se me pasaba el tiempo. j\ m me pareca muy rico estar ah sin preocuparse.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, conocimiento y v&czafi d& ambiente Ssico y social . 201

Lo expresado nos muestra claramente que estudiar posee un momento propio que se caracteriza por tener una persistencia en el tiempo, que la hace resistente a las interrupciones llevndola, por decirlo de alguna manera, a feliz trmino; es decir que se cumpla con los objetivos propuestos para la actividad. De ah que se observe que la gente que utiliza las salas de la biblioteca para estudiar puedan permanecer en ella hasta cinco horas o ms sin verse afectado otro tipo de actividades como comer, ir al bao, y hasta descansar, pero sin que estudiar se finalice o interrumpa por largos perodos de tiempo.

Teniendo en cuenta lo descrito, podemos afirmar que la actividad "estudiar" tiene una intencin u objetivos que cumplir y por la cual se lleva a cabo. Es decir, posee una meta estructurada que necesariamente abarca o requiere de un tiempo para lograrse y que sta se percibe o se organiza de acuerdo a la necesidad de quien o quienes la realizan, pudindose alcanzar en corto o largo plazo a travs de la misma actividad en s o de otras complementarias (clases, asesoras, revisin bibliogrfica) que enriquezcan la actividad central o, a su vez, se convierta ella misma en un apoyo o soporte para otro tipo de actividad relacionada con el desempeo de la persona como estudiante (rol por excelencia en el contexto de la Universidad).

De esta manera se expande el mundo fenomenolgico del que participa la persona haciendo ms compleja y rica la actividad y, por ende, su desarrollo, lo que implica considerar al contexto universitario como un contexto apto para el desarrollo.

Las personas participan en la actividad de forma conjunta, ya que todos los que estn en las mesas desarrollan la actividad de forma activa interviniendo en lo que el otro hace, lo que supone, de alguna manera, la existencia de una influencia mutua y una coordinacin para el desarrollo de la actividad. Es decir, por lo general los grupos se renen a estudiar el mismo tema en el que se tiene que aportar y recibir informacin que sirva para alcanzar los objetivos propuestos; se puede hablar entonces de una interdependencia de los miembros del grupo que se encuentran estudiando.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

' vfe' ■*> x, ■ LAB*.8»»Lopes,Rabian*StCrtfnHusBZuvHkNSVOwnadaj.

En estas estructuras interpersonales se presentan otras condiciones que menciona Bronfenbrenner, como: el equilibrio de poderes, relacin afectiva y otras, que las caracterizan. As, se observa que hay personas con capacidad de influir en la otras personas del grupo, proponen iniciativas con relacin a las actividades que desarrollan en el sitio y la organizacin de las mismas, se trate de lectura, escritura, discusin, etc., lo cual hace considerar lo que Bronfebrenner (1987) denomina como Equilibrio de poderes, en los que uno o unos de los participantes ejerce(n) ms influencia en los otros y lo que esto implica en la relacin entre las partes. De igual manera, existe dentro de estos grupos mayor o menor cantidad de afecto que implica una mayor cohesin entre ellos que les permita un mejor desempeo en la actividad; por lo general, los grupos se forman a partir de afinidades e intereses comunes entre los miembros del grupo.

Este tipo de relaciones, al igual que las actividades que se realizan, aportan elementos importantes para el desarrollo de la persona, pues permite la generacin y el fortalecimiento de vnculos ricos y fuertes que llevan a que se compartan otros espacios diferentes al que los congrega en inicio y se establecen nuevas experiencias para el desarrollo del sujeto a todo nivel, no slo el acadmico sino trascendiendo ai personal.

Lo anterior es importante en la medida en que la oferta del nuevo ambiente o lo que se hace en otros contextos con las mismas personas o diferentes (a las que se comparten en el espacio de biblioteca), orientan las actividades que se desarrollan en el espacio especfico de la biblioteca, dndole determinados significados. Por ejemplo, la forma de comportarse en sitios pblicos en los que se tiene que dar cumplimiento a ciertas reglas y normas, sean stas configuradas en el entorno inmediato o en entornos ms lejanos, harn que la persona entre en contacto con dinmicas que se desarrollan en este tipo de espacios, pudiendo extenderlas a otros sin necesidad de iniciar aprendizajes que implican un gasto mental bastante alto.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

...Puesyo creo que el tipo de actividad que se desarrolla en ese tipo de espacios implica una regulacin de la actividad, pues, por ejemplo, para ir a la biblioteca a estudiarse necesita para estudiar que no se haga bulla, que la gente no est por ah corriendo, llamando la atencin visualmente, por as decirlo.

...Yo no me acuerdo de haber visto un letrero que diga "hacer silencio";jo no recuerdo, j no creo que tenga que tenerlo a la vista para hacer silencio.

Otro punto que aporta al anlisis desde las estructuras interpersonales, y que contribuye con el desarrollo de la persona, es lo que Bronfenbrenner (op. cit.) denomina los efectos de segundo orden, que de igual manera que la participacin directa en la actividad posee una influencia importante en el aprendizaje y en la relacin que se construye y establece con el entorno.

Los efectos de segundo orden son una influencia indirecta de otros en la interaccin de los miembros en relacin (Bronfenbrenner, op. cit); esos otros no estn participando activamente de lo que estn haciendo las personas en relacin, pero sus actos o comportamientos repercuten de alguna manera en la actividad. Esta repercusin puede ser positiva o negativa de acuerdo a como afecte a los objetivos propios de la actividad.

En el caso especfico de la sala B de la biblioteca y de sta en general, los efectos de segundo orden tienen una alto protagonismo dentro de los comportamientos tpicos que se presentan all. Es el caso, por ejemplo, de las formas ptimas de comportamiento dentro de un espacio como la biblioteca central. Ai estudiar se necesita de la existencia de ciertas condiciones que permitan su desarrollo: el silencio, la distribucin del espacio, la cantidad de personas, condiciones que no dependen nicamente de quien realiza la actividad, sino, tambin, de quienes piensan, disean o configuran los ambientes. Otro caso hace referencia al "cmo comportarse dentro de la biblioteca". Esto, adems de adquirirse a travs de un aprendizaje "directo", puede lograrse por medio de lo que se ve o hacen los otros que invita a reflexionar si es lo adecuado, y que de alguna manera influye en las futuras situaciones dentro del mismo espacio o similares.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

204 Laswsa Hizo trez, EwmaNa M. Gutrree C, Heto G&mada fe.

De esta manera, los efectos de segundo orden nos han sido tiles y podran ser tiles en futuras investigaciones para analizar y profundizar sobre el porqu se presentan comportamientos tpicos en la biblioteca central y cmo stos repercuten en las condiciones propias del sitio.

Otro de los elementos del Micro sis tema son los roles, que son definidos por Bronfenbrenner [op. cit.) como "un conjunto de actividades y relaciones que se esperan de una persona que ocupa una posicin determinada en la sociedad, y las que se esperan de los dems en relacin con aqulla".

Dentro del microsistema biblioteca, para analizar el elemento "rol" se llev a cabo una caracterizacin de los usuarios de sta. En la biblioteca -especficamente en la Sala B, los usuarios ms frecuentes son los estudiantes, y de manera muy espordica los docentes y personal administrativo. De acuerdo con lo anterior, los estudiantes que ms utilizan esta sala de la biblioteca son en su mayora pertenecientes a las facultades de Ingeniera y Ciencias, pues el material bibliogrfico que all se encuentra es de estas reas; esto no descarta que se encuentren estudiantes de otras facultades diferentes a las mencionadas, pues la sala B se utiliza como sitio de estudio, aparte de bsqueda de material.

Al ser la sala B un sitio de estudio principalmente, hace que las personas consideren (aunque a veces no lo ejerciten) unos comportamientos caractersticos, como el silencio, por ejemplo, que contribuye al desarrollo de la actividad principal que se realiza en ese espacio; adems se renen, de acuerdo por lo que de alguna forma est permitido dentro de la sala incluso por la misma distribucin y diseo de las mesas, mximo seis personas.

As, las personas usuarias de este sitio estn cumpliendo con un rol particular dentro del espacio que ocupan, y procuran cumplir con lo que se exige all; esto remite a lo que se conoce como la expectativa de rol, en la que de acuerdo al rol que se va a ejercer se espera que esa persona cumpla con ciertas condiciones. De esta ma-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

f Pcrccpctrii corioctrKicttTG y valoracin del ambiente fsico y social 205

era se permite que se conserven las condiciones que presenta el espacio biblioteca, de manera especfica la sala B.

Con relacin a la percepcin ambiental, en los discursos de los estudiantes se identificaron alusiones generales a la Universidad como la institucin de educacin que supera el orden meramente acadmico; la Universidad es un contexto de desarrollo cognitivo, afectivo, social y moral o tico, es frecuente encontrar alusiones que hacen referencia a las posibilidades que un estudiante posee para el desarrollo de responsabilidad tica y conciencia social, esto asociado al carcter de Universidad pblica, aunque la percepcin de la Universidad como contexto de desarrollo de personas integrales es importante y significativa en estos discursos, sobresale en la relacin figura / fondo la excelencia acadmica acompaada de esta posibilidad de desarrollo de responsabilidad tica y conciencia social mencionada, en un primer plano, y la percepcin de los entornos inmediatos aparece como secundaria.

Con relacin al conocimiento ambiental y la imagen, se indag en los estudiantes el principal problema ambiental que ellos identificaran; estos problems ambientales identificados son relativos a los sitios. El principal problema percibido por los estudiantes usuarios de "bajos de ciencias" es el manejo de la basura, condicin objetivada por medio de los registros (al final de los mismos se observa mayor volumen de basura localizada alrededor de las mesas; esta basura consiste en materiales utilizados para envolver productos comestibles, como vasos desechables, cajas de chicles, bolsas de pasteles, "chitos", bananas, chocolates, cigarrillos); tambin fueron mencionados en relacin a la dimensin fsica, la falta de mantenimiento en las instalaciones.

Otros problemas ambientales mencionados hacen referencia al manejo de sustancias txicas, la inseguridad y la drogadiccin como problema ambiental en relacin a la dimensin social; la basura fue ms referida cuando se trat de espacios ms abiertos, como bajos de ciencias, y el ruido, cuando se trat de espacios como la biblioteca.

Psicologa desde el Catibc. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

206 " ' ■ L<^'kj20 tdPEz,KiBiia>t M. Gutirrez C, tew Gmmam E.

Dentro del conocimiento del campus se obtuvo uno de tipo general y otro ms particular relacionado con los sitios especficos identificados como objeto de cuidado o de no cuidado. Dentro del conocimiento especfico del campus se obtuvo informacin relacionada con las dinmicas sociales de los sitios caracterizados, y se identific el sentido de pertenencia y la territorialidad como variables que aparecen como importantes.

Es de nosotros ya!

La referencia al sentido de pertenencia relacionada con la responsabilidad sobre los sitios apareci varias veces. La anterior alusin hace referencia a la variable territorialidad y sentido de pertenencia, y la siguiente alusin hace referencia por parte de las mismas personas a la responsabilidad autopercibida sobre el sitio:

Ciencias es feo, pero uno antes procura que el ambiente mejore,,.

Los espacios particulares, como bajos de ciencias, poseen una historia que, aunque reciente, los usuarios dicen desconocer, es la que le otorga el significado al sitio... significado que es construido colectivamente y compartido... una historia en la que se ha construido identidad alrededor de las actividades afines que en el sitio se desarrollan y comparten. El siguiente enunciado hace referencia al desconocimiento de un estudiante respecto a la histroia del sitio:

Pa' tras no, la historia para m empieza desde quejo empiezo a ir. ipa' tras, ipa' delante

Sin embargo, cuando se les pregunt por las razones que los motivan a buscar este espacio, mencionaron razones tanto funcionales como de valoracin y significado:

\Jnogo%a mucho all, pero el aspecto fsico si est muy demacrado all, pero a uno le vale un carajoj est contento all.

Y la cafetera de idiomas como que no tiene el mismo significado.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, conocimiento y valoracin del ambiente fisico y: social

207

El significado del sitio hace referencia a "bajos de ciencias" como un sitio de encuentro ldico y recreativo por un lado:

Pues se supone que no fue para eso para lo que lo hicieron (para la ldica, la recreacin, eljuego...), pero s, bsicamente, para lo que se utiliza es para eso: se va a charlar o se encuentra con los amigos o con el que le va a tirar las cartas.

Y por otro lado hace referencia a un sitio donde se encuentra diversidad y, en consecuencia, posibilidades para la libertad:

En la Universidad se satisface la necesidad de diversidadporque en la casa estn todos bajo un mismo rgimen ...y uno ac no ... el de ac dice groseras ... el de all es muy culto... el de all es vago... el de all viste de negro ...o rosadito ...es metalero ...

De las 94 encuestas aplicadas a los estudiantes, 60 realizaron el dibujo del mapa de la sede Melndez de la Universidad del Valle; 13 de 13 en la facultad de artes integradas, 18 de 19 en la facultad de humanidades, 6 de 7 en la facultad de ciencias sociales y econmicas, 17 de 34 en la facultad de ingeniera, 5 de 13 en la facultad de ciencias y 1 de 8 en el Instituto de Educacin y Pedagoga.

Que un estudiante represente los hitos que representan los dems estudiantes, no nos dice mucho, sin embargo, s nos dice sobre lo que no conoce. Aunque el campus de la Universidad del Valle en su sede Melndez es bastante extenso, es apenas normal que el estudiante no represente absolutamente todos los elementos por lo menos espaciales, pero creemos que las representaciones de los estudiantes en general nos muestran que su conocimiento del campus se encuentra en un nivel de lo cotidiano, es decir, sus representaciones hacen referencia a los principales hitos: los edificios de administracin, biblioteca, ciencias, aulas de ingenieras, auditorios, Hernando Navia Varn, Tulio Ramrez, cree, idiomas, la cafetera central, el cdu y servicio mdico y odontolgico y el coliseo, porque son sitios de obligatoria permanencia cuando se asiste a clase, busca atencin mdica, alimentacin o se realizan trmites de inscripciones, matrculas, certificados, etc.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Sin embargo, el manejo de un conocimiento ambiental en el nivel de lo cotidiano e inmediato5 se relaciona con un campo perceptivo limitado que no le permite reconocer y poner en relacin entornos que trasciendan el entorno inmediato; una percepcin limitada y un desconocimiento ambiental en el sentido amplio del trmino que propone Bronfenbrenner implicara el nivel de la valoracin del campus como lugar donde se generan no slo procesos de orden acadmico sino sociales de trascendencia no slo regional y nacional sino internacional, y en consecuencia, la valoracin, a su vez, implica la eficiencia en los procesos de implicacin, integracin y de sentido de pertenencia a la Universidad como institucin; quizs por esta razn la dimensin del ambiente fsico es subestimada por algunos estudiantes usuarios del campus y la interaccin de los estudiantes con la misma, la caracteriza la adaptacin propuesta por Holahan en el sentido de "Algunos ambientes son feos y sucios pero gustan y son muy utilizados, significados y valorados positivamente".

La percepcin de la Universidad en su dimensin acadmica y de proyeccin social es amplia y aparece en un primer plano, sin embargo, los estudiantes refieren como hito o referente espacial casi nica y exclusivamente "la biblioteca", no consideran los centros de investigacin y otros espacios que contribuyen con esta percepcin y significacin como institucin acadmica de excelencia y prestigio reconocida por otras instituciones y por la sociedad en general, como por ejemplo, el laboratorio de materiales, entre otros, como si los indicadores materiales que remiten a esta significacin localizados en la institucin misma no existieran y la referencia a la Universidad del Valle como institucin acadmica de prestigio se sustentara en un imaginario, es decir, de alguna manera no corresponden estos datos recogidos desde esta tcnica en los que se observa una limitada percepcin del ambiente fsico y aun social del campus, con los discursos de algunos estudiantes que reconocen una cierta complejidad en su campo perceptivo con relacin a la Universidad y lo que ella implica y la configura.

5 Por ejemplo, la pobreza en la representacin de elementos Socioculturales y simblicos en los dibujos.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

Percepcin, conockiaent y valoracin del ambiente fsico y social 209

La confirmacin de la biblioteca como un hito no slo en el sentido de referente espacial sino como referente simblico del campus es importante porque como sitio cuidado aporta elementos que se deben considerar para el diseo de una intervencin psicosocial que contribuya al cuidado del campus.

Con relacin a la valoracin se encontraron particularidades relevantes en la manera como los usuarios de los diferentes espacios caracterizados valoran la Universidad. Los estudiantes usuarios de "bajos de ciencias" tendieron menos a hacer alusiones a la Universidad en general y lo que ella significa como espacio de formacin de profesionales valorado por la comunidad; hicieron mayor referencia al sitio y al proceso de construccin y fortalecimiento de identidad de grupo que les permite:

Uno conoce personas muy parecidas a uno

En este sentido, el rol del espacio es instrumental en la medida que les facilita un fin; "construir y fortalecer identidad de grupo" a partir de las actividades que all se realizan.

Los usuarios de la biblioteca, sin embargo, tendieron ms a hacer alusiones sobre los sentimientos positivos que les genera la Universidad como contexto acadmico; si la Universidad contribuye con la construccin de identidad en estos estudiantes, sta se relaciona ms con la Universidad en su totalidad y lo que ella aporta y significa:

Bueno, lo primero que a m se me viene a la cabera cuando oigo Universidad del Valle, es mi Universidady, pues muy orgullosa de pertenecer a esta Universidad y de poder ser egresada de ella.

La tendencia de ambos grupos de usuarios es a valorar positivamente la Universidad como un contexto de desarrollo tanto cognitivo como afectivo y social; la valoracin positiva surge de una significacin a partir de lo que representa socialmente y no incluye aspectos como su ambiente fsico, pues la mayora de los estudiantes partici-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

' 210 ' ;lteoLpez,i-miNAM. GujtkrkbxC,HknrvGrabadaE.

pantes admiten que la dimensin fsica de la Universidad no se encuentra en las mejores condiciones, por lo menos en algunas partes del campus, sobre todo las partes construidas, pues las partes naturales constituyen una oferta del paisaje muy valorada.

Con relacin a los factores atribuidos en la influencia de comportamiento protector y no protector del ambiente en los sitios cuidado y no cuidado

Entre los cuatro tipos de factores y variables que han sido estudiados como que facilitan comportamientos pro ambientales, las variables de tipo demogrfico fueron las menos aludidas por los estudiantes, aunque en sus discursos se encontr que identificaban ms hombres en "bajos de ciencias" o estudiantes ms jvenes en biblioteca, ninguna de las alusiones relacionaba causalmente estas variables con el comportamiento pro ambiental o no pro ambiental de los usuarios.

Con relacin al nivel educativo -considerado en este estudio como la antigedad en la institucin, facultad a la cual pertenece o incluso si el estudiante se encontraba involucrado en alguna organizacin estudiantil o acadmica orientada por esta temtica se encontraron algunas alusiones en el caso de los usuarios de la biblioteca; si eran "primparos" de ingeniera, era ms probable que contribuyeran con el problema del ruido, sin embargo, esta alusin hace referencia ms al desconocimiento de la normatividad del sitio que a una relacin entre la antigedad en la institucin medida en semestres cursados.

Hubo mayor tendencia de los estudiantes a atribuir comportamiento pro ambiental por factores psicolgicos como las actitudes, el conocimiento y la conciencia o responsabilidad sobre la parte ambiental.

Con relacin a las variables contextales o antecedentes y consecuentes, el apoyo administrativo dentro de las variables contextales fue considerada como importante, especficamente el mantenimiento que se hace a los sirios y la vigilancia y el control del acceso como medi-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, conocimiento yvaloracin del ambiente fsico y social

211

da que impide a las personas el desarrollo de actividades que puedan generar un impacto negativo.

La limpieza y la belleza de los sitios de alguna manera influyen para que los usuarios decidan conservar estas condiciones, pero el mantenimiento de estas dos condiciones fue referido no slo en relacin con las actividades desarrolladas por las personas encargadas del aseo, sino con relacin a las personas usuarias de los sitios y la presin social ejercida para mantener las condiciones de los sitios que se encuentren cuidados (limpios, bonitos y/o en silencio).

Las atribuciones que los estudiantes realizan sobre los factores que facilitan o dificultan el comportamiento pro ambiental que permite el cuidado o no cuidado de los sitios se relacionan con el principal problema ambiental que ellos identifican, que hace referencia a el manejo de la basura, el cual es percibido como una responsabilidad tanto de los estudiantes como de las dems personas que permanecen en el campus, es decir, el manejo de la basura involucra a todas las poblaciones, pero no se observa mayor o menos atribucin significativa para alguna de las poblaciones.

Resultan interesantes dos aspectos: 1) que los estudiantes no hayan realizado alusiones sobre comportamientos no pro ambientales intencionales o vandalismo por parte de la misma poblacin de estudiantes o por parte de otro tipo de poblaciones, 2) que los usuarios de la biblioteca (sitio cuidado) refieran factores como la presin social y los usuarios de "bajos de ciencias" (sitio no cuidado) no lo refieran, y refieran factores como el control del acceso.

Con relacin a las bases para el diseo de un programa de intervencin psicosocial orientado a desarrollar comportamientos pro - ambientales

De acuerdo con los resultados obtenidos, las recomendaciones que se realizarn a continuacin consideran lo que denominaremos "El diseo o rediseo de un ambiente" tanto en su dimensin fsica como social y aplican para espacios con caractersticas similares a los carac-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N" 14: 173-221, 2004

terizados en este trabajo; en el primer apartado proponemos los aspectos que se deben tener en cuenta en la dimensin del diseo de los ambientes fsicos como contribuyentes en la configuracin de las interacciones y de las dinmicas que en ellos se establecen; en el segundo apartado proponemos los aspectos que se deben tener en cuenta en la dimensin del diseo del ambiente social; ambas dimensiones hacen parte de la estrategia educativa, sin embargo, en un tercer apartado mencionaremos aspectos programticos de una manera general.

En la dimensin del diseo del ambiente fsico

Los aspectos fsicos que se deben considerar de la interaccin entre persona y ambiente hacen referencia a:

- La planeacin del ambiente, y dentro de sta la explicitacin del propsito del acondicionamiento de los espacios; as, un espacio es diseado para estudiar y leer o para el encuentro ldico y recreativo, para cumplir con una funcin le corresponde una forma; el contexto universitario espacios como "bajos de ciencias", segn parte de la historia recuperada con las personas participantes en este estudio, no ha sido un espacio pensado anticipadamente para cumplir con determinadas funciones.

La ubicacin estratgica ha venido adaptndose segn las necesidades de los usuarios (y creemos que el caso de "bajos de ciencias" no debe ser el nico). "Las personas que necesitan pasar, pasan", es un sitio de trnsito, "las personas que quieren estudiar, estudian", es un sitio de estudio, si pueden, "las personas que se quieren encontrar para dialogar y jugar, se encuentran", sin embargo, el espacio "no fue pensado para", y a pesar de que las personas se han adaptado bien, aunque refieran sus limitaciones para el desarrollo de cualquier tipo de actividad, la no planeacin y la no explicitacin de su propsito es un factor que bien puede influir en el uso y la interaccin que se establece entre personas y ambiente fsico.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Sugerimos entonces repensar el uso de los espacios, planear su diseo de acuerdo con el propsito y las necesidades de los usuarios; esto implica involucrar los potenciales usuarios de los espacios en su diseo. La consideracin de este aspecto obedece ya a la consideracin de un aspecto psicosocial pero relacionado con la dimensin fsica, y finalmente, de explicitar el propsito.

- Incrementar las actividades de mantenimiento del lugar posterior al diseo para generar una sinergia con las actividades desarrolladas desde la estrategia educativa y psicosocial. Los estudiantes mencionaron que influyen las condiciones (y sobre todo de aseo) como encuentran el sitio para conservar o no estas condiciones, si est sucio, no importa ensuciarlo, si est limpio, s.

- Letreros con informacin ambiental y tarros de basura diseados y localizados estratgicamente para que sean percibidos por el observador. Aunque parezca obvio y los estudiantes no lo hayan mencionado en sus atribuciones, es un aspecto que merece ser considerado como parte del diseo de los ambientes fsicos. En un espacio sucio no se puede estudiar... tampoco encontrarse, por que se convierte en un espacio que estticamente no posee una oferta.

En la dimensin del diseo del ambiente social

En el campus de la Universidad se puede observar que existen espacios para realizar prcticas y rutinas que se han institucionalizado, como el juego y el dilogo en "bajos de ciencias". Este tipo de actividades se acompaan de otro tipo de actividades que sin poseer la intencionalidad de las primeras, contribuyen en el hecho que el sitio sea cuidado o no. La idea no es que sean modificadas las prcticas primarias para omitir las prcticas secundarias; la idea es que el sitio pueda conservarse como sitio de encuentro pero con modificaciones en las actividades que acompaan estas prcticas. Cmo hacerlo sin perder la percepcin de libertad que genera el sitio?

■21 i

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

- El diseo del espacio, tal como ocurri en biblioteca, ayuda. Las prcticas no se han explicitado en "bajos", lo cual no contribuye con la regulacin de las actividades que acompaan las prcticas, por lo tanto, si el diseo del sitio se acompaa con comunicaciones que lo expliciten en sus propsitos o mltiples funcionalidades (es decir que sirve para estudiar el que pueda, para dialogar, jugar o simplemente encontrase), es posible que se haga ms fcil el propsito de las normas que autorregulen las actividades que acompaan las prcticas del mismo y que contribuyen con un impacto negativo.

- Socializar el diseo del sitio de manera tal que involucre los usuarios para responsabilizarlos del mantenimiento de ese diseo; involucrar la facultad de artes integradas, arquitectura y comunicacin social, para generar una intervencin de carcter interdisciplinario a travs de un proceso de acompaamiento. El proceso se convierte en un momento en el tiempo de una historia, la historia del lugar o del sitio, el registro de esta parte de la historia facilita la socializacin; y ms que esto, el devolverle a las personas ese proceso, permite tambin que se construya una significacin compartida al situar en el imaginario de las personas la informacin o el conocimiento que los medios audiovisuales se encargan de llevar hasta ellos y que manejan de una manera tal que cada persona infiera que el otro maneja la misma informacin.

En ltimas, se trata de disear o redisear un ambiente social a partir de los mismos procesos sociales de construccin de realidades que en ellos se dan pero orientando estos procesos. Como se ha mencionado en apartados anteriores, el diseo del proceso social lo aporta sobre todo "bajos de ciencias", y el aporte para el diseo del ambiente fsico lo aporta la biblioteca.

En la dimensinprogramicay polticas

La dimensin programtica hace referencia a la construccin de un programa legitimado desde las estructuras macrosistmicas de la Uni-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

versidad, es decir, desde su sistema ideolgico que configura y sustenta las actividades, los roles y estructuras interpersonales que se establecen. Pensamos que ste debe ser un programa liderado no slo por estamentos administrativos como la oficina de planeacin y desarrollo institucional o la vicerrectora de bienestar universitario, sino por estamentos acadmicos/investigativos como la vicerrectora acadmica o de investigaciones; un programa interestamentario e interdisciplinario ambicioso en su concepcin pero garante de su impacto.

Este programa considerara el diseo de los ambientes fsicos y sociales mencionados anteriormente adems de:

- Facilitar la construccin y desarrollo de conciencia sobre las problemticas ambientales particulares del campus; si la Universidad (que es la que orienta sobre lo que es prioritario pensar) no piensa y reflexiona sobre estos aspectos y facilita la socializacin de estas reflexiones en sus usuarios (estudiantes, trabajadores, empleados, etc.), stos no van a actuar en funcin de estas reflexiones.

- Apoyar y acompaar la organizacin y participacin de la poblacin estudiantil en el desarrollo de proyectos ambientales; son pocas las iniciativas por parte de los estudiantes en este mbito, tampoco disponen de un programa que considere las mismas, sin embargo, en los resultados del informe estadstico del sondeo sobre conocimiento de las actividades de bienestar universitario elaborado por la unidad de salud ocupacional, el 86.9 % de los estudiantes encuestados mencionaron que los programas ecolgicos deberan estar presentes en la vida universitaria; otros programas que los estudiantes consideraron fueron los de apoyo en las jrelaciones.interpersonales,.que bien se».pueden considerar como un componente de la ecologa de acuerdo con la orientacin de esta investigacin; igualmente consideraron programas de apoyo y participacin a grupos estudiantiles.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

CONCLUSIONES

Con relacin a la percepcin, conocimiento y valoracin del campus

 La Universidad es percibida corno contexto de desarrollo que satisface necesidades no slo de tipo cognitivo sino tambin de tipo afectivo y social, permite establecer y ampliar las redes sociales, acceder a la diversidad, participar, construir y desarrollar identidad, recrearse y autoexpresarse libremente y construir y desarrollar sentido de responsabilidad y tica social.

 Partiendo de lo anterior, la Universidad es valorada desde la significacin y respecto de la relacin figura - fondo por la figura que sobresale y hace referencia a este contexto de desarrollo.

 Con respecto al conocimiento, ste es de un tipo prctico que remite a lo cotidiano, los estudiantes poseen un campo perceptivo en el cual aceptan mltiples entornos y relaciones entre estos diferentes niveles de los sistemas propuestos por Bronfenbrenner pero desconocen aspectos histricos y sociales concretos de la Universidad en relacin a esos otros entornos.

 Los problemas ambientales de la Universidad dependen de los sitios; as por ejemplo, el ruido es un problema en sitios como la biblioteca y no la basura, la cual es un problema en "bajos de ciencias", sin embargo, este problema de la basura es el principal, reconocido por los estudiantes desde ambas estrategias metodolgicas.

Con relacin a la caracterizacin de los microsistemas

Actividades desarrolladas en los microsistemas

 Las principales actividades desarrolladas en "bajos de ciencias" son el dilogo y el juego, el sitio cumple funciones ms autoex-presivas y menos instrumentales, lo que no significa que no cumpla estas ltimas para algunos usuarios.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

caisw:r«:w:r::-ia:^

!fcrcpa<%<^noeimiettt^ j social

 Se identifican dos tipos de usuarios en "bajos de ciencias", y estos tipos se pueden definir a partir del uso que dan al sitio; as, los usuarios que ms frecuentan y permanecen en el sitio se sirven de el uso a favor de la expresin, la construccin y el fortalecimiento de los grupos constituidos en l; el otro tipo de usuarios se sirve del sitio como un medio que les facilita desarrollar actividades en otros sitios, por lo cual "bajos de ciencias" se constituye en "un sitio de paso".

Con relacin al significado de las actividades desarrolladas en el contexto universitario, j especficamente en los sitios caracterizados

 Los estudiantes usuarios de los sitios caracterizados en los cuales pasan gran parte de su tiempo, satisfacen varios tipos de necesidades en el contexto universitario, en consecuencia, las actividades realizadas en estos espacios poseen estos propsitos expresados por ellos, siendo las actividades, como dice Bronfenbrenner, causa y consecuencia de su desarrollo a partir de la satisfaccin de sus necesidades, como lo afirma Max Neef (1994) y confirmando a la Universidad como contexto de desarrollo para la persona; de all la relacin entre la percepcin y significacin que de la Universidad poseen los estudiantes y las actividades que desarrollan.

Con relacin a las estructuras interpersonales

 Las estructuras interpersonales en "bajos de ciencias" son complejas en la medida que las constituyen gran nmero de personas que interactan cara a cara o desde su campo fenomenolgico; se observ la tendencia a una interaccin rica entre diadas en el mismo espacio, es decir, no desarrollan actividades independientes unas de otras y el sitio por el tipo de actividades y de estructuras interpersonales que presenta (aunque en su dimensin fsica del ambiente no sea de los mejores) representa un potencial por los procesos psicosociales y el tipo de realidades y significados que se construyen y comparten en ellos.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Con relacin a los roles

No se puede decir que las actividades que desarrollan los usuarios de biblioteca y de "bajos de ciencias" se diferencian por el establecimiento claro de un propsito, pues en ambos sitios es claro el uso que se hace del mismo, lo que vara es el hecho de ser explcitamente instituido; de all que el propsito de las actividades que desarrollan y las relaciones que se establecen en "bajos de ciencias" es claro para los usuarios que conocen por lo menos la historia reciente de la dinmica del sitio, pero tal propsito no es claro para las dems personas de la comunidad, lo cual implica mltiples interpretaciones sobre el mismo y ambivalencia en cuanto a las normas ambientales que pueden regular los comportamientos, en este sentido se diferencia de biblioteca, y para los usuarios para los cuales es claro el propsito del sitio, las actividades, relaciones y dinmicas, incluido el comportamiento proambiental, pueden corresponder roles atribuidos histricamente desde estructuras macrosistmicas.

Con relacin a los factores que facilitan comportamiento pro ambiental

La biblioteca, como sitio de cuidado, es un espacio en el que es ms fcil regular comportamientos no ambientales o problemas ambientales importantes de este sitio, como el ruido y la basura, por medio de la presin social. Lo que no ocurre en "bajos de ciencias", donde hay dificultad para regular los problemas ambientales bsicos como la basura. Esto remite a plantear una exploracin ms profunda de la historia de los sitios no cuidados, como "bajos de ciencias", que permita un proceso de deconstruir - construir e instituir prcticas pro ambientales.

Los factores atribuidos hicieron referencia a las caractersticas psicolgicas y a las variables contextales, lo cual sugiere trabajar con una orientacin pscosocial acompaada y sustentada de decisiones administrativas.

'sicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14; 173-221, 2004

Qu se puede concluir a la lu^ de la propuesta de Halaban sobre su orientacin adaptativaj lateoraecolgicaJel desarrollo.humano de.Rronf<enbrmnert

Con relacin a la valoracin del ambiente del campus por parte de los estudiantes, los espacios estticamente bellos o funcionales no son precisamente los ms frecuentados o los que las personas, en este caso los estudiantes, prefieren; son otro tipo de caractersticas las que hacen los espacios deseables, como las actividades que se pueden desarrollar en ellos, y ms aun, las relaciones que se pueden establecer, en ltimas, las realidades que se pueden construir; desde este punto de vista es posible afirmar que no son las caractersticas fsicas de los espacios las que facilitan la adaptacin que propone Holahan; son las caractersticas sociales las que facilitan la adaptacin a las caractersticas fsicas de los espacios.

Lo anterior atrae la atencin sobre la consideracin de Bretchel (2003), que aunque como l mismo lo dice, "no es nada nuevo". Cuando se hace referencia al ambiente, tradicionalmente se ha considerado al hombre como por fuera de ese ambiente, y al dejarlo por fuera se ha subestimado un elemento importante que este estudio rescata y que es central en el proceso de adaptacin.

Por otro lado, con relacin a la Universidad como contexto de desarrollo ... aunque el propsito de este estudio no consider conocer cmo las actividades molares, las estructuras interpersonales y los roles como contexto de desarrollo y valga la redundancia-facilitaban el desarrollo de los estudiantes, la caracterizacin de dos de sus espacios permite afirmar que sus percepciones y representaciones dan cuenta de un desarrollo visto desde la adaptacin al ambiente, la cual fortalcela propuesta conceptual que orienta este estudio.

Referencias

Angera, M. T. (1985). Metodologa de la Observacin en las ciencias humanas (3a ed.). Captulo primero: Observacin como mtodo cientfico. Madrid: Ediciones Ctedra.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

flPWt»»^^lM^«.-.-.-0________.mTTw,m,-,-T-.- ~-.----------.............vw,..,........- -,- v . .....  ,-......■ ■ ^ . ...l. - -, , ..... ■---j - ..------- . - ,. . ,- - -

Ariza, H. A. & Castao, M. M. (1996). Percepcin de Situaciones y Condiciones acadmicas y ambientales en dos grupos de estudiantes de la Universidad del Valle. Trabajo de grado en Psicologa.

Bardin (1977) Aniise de tonteado. Brasil: Edicoes 70.

Brechtel; R. (2003). The search fot the optimal environment. Revista Brasileira de Crescimento e Desenvolvemento Humano, volumen 13, N° 1. Facultade de Sade Pblica da Universidade de Sao Paulo.

Bertalanffy, L. V. (1969) General System Theory. George Braziller (Ed. ). EE.UU.

Bronfenbrennet, U. (1987) La Ecologa de/Desarrollo Humano. Espaa: Paids

Calero, A. (1991) La Otra Universidad. Cali: Cecan.

Carreiras, m. (1986). Mapas cognitivos: Revisin crtica.

Castro, D. (2000) Actitudes de directivos y trabajadores frente a la concertacin laboral. Trabajo de grado. Escuela de Psicologa, Universidad del Valle, Cali (Colombia).

Corral, V. (1998) Aportes de la psicologa ambiental en pro de una conducta ecolgicamente responsable. En Guevara et ai, Estudios de psicologa ambiental en Amrica Latina. Mxico: Unam.

Corraliza, J. A. (1987) La experiencia del ambiente. Madrid: Tecnos.

_(2000) Estilos de vida, actitudes'y comportamientos ambientales. En Medio

Ambiente y Comportamiento Humano, N°l. Espaa: Resma.

Delgado, J. M. & Gutirrez, J. (coordinadores) (1995). Mtodosy Tcnicas cualitativas de investigacin en ciencias sociales. Captulo 11: Grupos de Discusin. Ed. Sntesis Psicologa.

De Vega, m. (1994). Introduccin a la psicologa cognitiva. Espaa: Alianza Editorial.

Dorsch, F (1994). Diccionario de Psicologa. Barcelona: Herder. Evia, G. (1991). Estudios en Ecologa Social. Montevideo: Claes. Granada, H. (2002). Psicologa ambiental. Barranquilla, Colombia: Ediciones Uninorte.

Hernndez, R. Fernndez, C. & Baptista, P. (1991). Metodologa de la investigacin (2a ed.).

Gifford, R.' (1997). Enviromental Psychology. Principies andpractice (2a ed.) M.A: Allyn and Bacon.

Greenfield, P.M & Suzuki, L.K. (1998). Handbook of Child Psychology, vol. 1 (5a ed.). E. Siegel & K.A. Renninger (Eds.). New York.

Hernndez, G. Eisenberg, R. Palacios, C. Heres, M. E., Silva, A. & Pchardo, M. (1995). La percepcin ambiental de los universitarios, su compromiso en el marco del profia. Un estudio cuali-cuantitativo. Informe de avance de investigacin.

-(1999). La percepcin ambiental de los universitarios, su compromiso en

el marco del profia. Un estudio cuali-cuantitativo. Informe final de investigacin.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Percepcin, coiKKfltterato y valoracin del ambiente fsico y social 221

Holahan. Ch. (1995). Psicologa Ambiental. Mxico: Limusa.

Jimnez, F. & Aragons, J. I. (1991). Introduccin a la Psicologa Ambiental. Madrid: Alianza Editorial.

Jodelet, D. (1986). La representacin social: fenmenos, concepto y teora. En Moscovici, Psicologa Social. Barcelona: Paids.

Jaspars, J. & Hewstone, M. (1986). La teora de la atribucin. En Moscovici, Psicologa Social. Barcelona: Paids.

Martn-Baro, I. (1985). Valores de los universitarios salvadoreos. Informe de investigacin. El Salvador: Universidad Centroamericana Jos Simen Caas.

Max - Neef, M. (1994). Desarrollo a Escala Humana. Chile: Cepaur.

Ruiz, O. (1991). Metodologa de la investigacin cualitativa. Captulo 6: Anlisis de

Contenido. Bilbao: Universidad de Deusto. Proyecto Institucional Universidad del Valle (2001).

Selltiz, C. Wrightsman, L. S. & Cook, S. W. (1980). Mtodos de investigacin en

las relaciones sociales. Madrid: Ediciones Rialp. Sondeo sobre conocimiento de las actividades de Bienestar Universitario (2003)

Universidad del Valle, Vicerrectora de Bienestar Universitario, Unidad

de Salud Ocupacional. Informe estadstico. Stoetzel.J. (1979) Psicologa Social. Mxico: Marfil.

Taylor, S. J. & Bogdan, R. (1992). Introduccin a ios mtodos cualitativos de investigacin. Buenos Aires: Paids.

Torres, H. E (2001). Resea histrica de la Universidad del Valle.

Veitch, R. & Arkelin, D. (1995). Environmental Psychology and Interdisciplinary Perspectiva. Nueva York: Prentice Hall.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 173-221, 2004

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.