Psicología desde el Caribe, No. 14: Jul-Dic 2004

Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande
untitled

Representacin social del agua y de sus usos

Oscar e. Navarro Carrascal**

"Resumen

El agua es actualmente una cuestin poltica y geoestratgica de gran importancia mundial. Colombia, una de las potencias hdricas del mundo, abastece solamente la mitad de sus habitantes. La degradacin del recurso S y de los ecosistemas que lo generan, la polucin, el despilfarro, el I crecimiento de la poblacin y su concentracin en los centros urbanos, as "° | como la falta de equidad en el acceso al agua, son algunos de los problemas

-o ... . ,

Si S* que atenan contra las posibilidades de un desarrollo sostenible en el pas.

.§ :§ Con el fin de dar cuenta de los valores acordados al agua, se propuso un

8* 8* estudio que busca identificar la representacin social que de sta tiene un

-S -3 grupo social colombiano. Se entrevist a 150 estudiantes de ciencias sociales

|| en la ciudad de Bogot. El anlisis prototpico y categorial nos permiti

* Este artculo presenta los primeros resultados del proyecto de tesis doctoral del autor, titulado " L'eau comme enjeu : Territoire, identit et conflit d'usages ", desarrollado en el seno del Laboratoire de Psychologie Environnementale, cnrs - Universit Rene Descartes, Pars V, bajo la direccin del profesor Gabriel Moser

** Doctorant en Psychologie Environnementale, dea en Psychologie Sociale et Environnementale, Universit Rene Descartes, Paris V; Matrise en Sciences de lEducation, Universit Paris XII Val de Marne; Magister en Proyectos de Desarrollo Social, Universidad del Norte. Psiclogo, Universidad Metropolitana de Barranquilla. Pertenece al Laboratorio de Psicologa Ambiental de la Universidad Rene Descartes, Pars V - cnrs, Francia. osedna2001@jahoo. com

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Representacin social del agua y de sus usos

223

plantear algunas hiptesis con respecto a las caractersticas de la representacin social del agua elaborada por el grupo participante. Palabras claves: Agua - representacin social, acceso al agua.

Abstract

Water is today an important worldwide political and geostrategical question. Colombia, which is one of the biggest water reserve in the world, supplies with water only ffty percent of its population. Resource and ecosystems' degradation, polution, waste, growth of the population and its concentration in urban centers, lack of equity regarding the access to water, are some of the problems preventing the country from a sustainable development. With the objective to give an account of the valu granted to water, we proposed a study to identify the social representation of water for a determined Colombian social group. We interviewed 150 students in social sciences from Bogot. The prototypical and category analysis allowed us to set up hypotheses regarding the characteristics of the social representation of water worked out by the group. Key words: Water - social representation, access to water.

INTRODUCCIN

La preocupacin por la calidad del medio ambiente apareci en la sociedad occidental en la dcada de los sesenta gracias a la creciente toma de conciencia sobre el deterioro de la biosfera y sus efectos sobre el bienestar y la supervivencia de la especie humana. La degradacin del medio natural, la polucin y contaminacin en todas sus formas, la disminucin de los recursos no renovables, los problemas de seguridad alimentaria, las crisis de energa y la sobrepoblacin del planeta, han engendrado esta preocupacin. Aunque estos problemas no se deban completamente a la incidencia de la actividad humana, sta es responsable de la mayor parte de ellos.

As, el agua se constituye actualmente en una de las preocupaciones mayores de la humanidad, tanto por el riesgo de escase2 mundial como por el dficit creciente de su calidad y las desigualdades en el acceso a

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

224

Oscar E. Navarro Carrascal

este recurso vital. As mismo, el agua constituye en una cuestin poltica y geoestratgica de gran importancia, ya que de sta depende el desarrollo y la subsistencia de las sociedades. El agua es un recurso que se hace cada vez ms escaso. El desperdicio, la presin demogrfica, la contaminacin, la destruccin de los ecosistemas acuferos y el acceso a sistemas adecuados de acueducto y alcantarillado, son algunos de los problemas ligados al agua. Las consecuencias: 41.000 nios mueren cada da a causa de falta de agua, 42 mil millones de casos de enfermedades de transmisin hdrica son registrados, entre ellas el clera y la disentera; adems 50% de los ros del mundo estn contaminados y gran parte de los conflictos polticos internacionales hoy son motivados por el control de recursos hdricos.

A pesar de que el agua es un elemento abundante en nuestro planeta, el agua dulce es, por el contrario, rara. Del total del agua del planeta, 97,5% es agua salada, y el agua dulce representa solamente el 2,5%. De este total de agua dulce, el 68,9% est almacenada en estado slido, principalmente en las regiones polares (96%) y en las zonas glaciales de regiones montaosas (4% restante). As mismo, el 30,8% restante es agua subterrnea. Solamente en la superficie, los lagos, lagunas, reservas artificiales y los ros, se acumula el 0,3% del agua dulce del planeta. En conclusin, solamente el 0,1% del volumen de agua dulce es accesible al hombre, es decir, 0,01% de toda el agua sobre la tierra (Diop & Rekacewicz, 2003).

El consumo domstico es dos veces ms importante que el de la industria, y es ah en donde las disparidades se hacen ms fuertes: Los pases desarrollados utilizan para el consumo domstico diez veces ms agua que los pases en vas de desarrollo, utilizada en su mayora en actividades de higiene (sanitarios, duchas, lavado de autos, riego de jardines, etc.). La falta de agua amenaza cada da a 1.000 millones de personas en el mundo. Segn la onu, hay 13 mil millones de personas en el planeta que sufren de escasez de agua potable, de los cuales 120 millones viven en Amrica Latina; as mismo, en este continente, 150 millones de personas no tienen acceso a sistemas de saneamiento. En Colombia, donde tericamente corresponden 50.000m3 de agua por ao y por persona, en realidad casi la mitad de la poblacin no tiene acceso a un agua de calidad. De la misma manera, 10 millones de personas carecen de servicios de acueducto y 800

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Representacin social del agua y de sus usos

225

cabeceras municipales estn amena2adas de desaparecer en los prximos 12 anos (El Tiempo, octubre de 2003). Esta es la conclusin del ideam (Instituto de Meteorologa y de Estudios Ambientales) durante la "semana nacional del agua" celebrada en Cartagena en octubre de 2003. En Colombia, segn el ideam, 65% de los municipios vivirn la escaces de agua de aqu al 2015 si la gestin actual del recurso no cambia. Actualmente 11 municipios, entre los cuales se encuentran tres ciudades capitales de departamentos, experimentan una fuerte escase2.

Colombia posee 1.600 ros, y si bien es cierto que es un pas privilegiado por la produccin de agua y las lluvias, lo es tambin el hecho de que la carencia de infraestructura sanitaria o el mal funcionamiento de la misma hacen de este pas uno de los ms crticos en materia de conservacin de fuentes de agua y de proteccin de su calidad. Es necesario recordar que en Colombia de los 1.100 municipios existentes, solamente 300 tienen acueductos que cumplen con un mnimo de condiciones de funcionamiento, y de las 237 estaciones de tratamiento de agua que existen en el pas, slo 28 funcionan adecuadamente. Por lo tanto, la dbil capacidad sanitaria que posee el pas hace que la contaminacin de sus ros sea una de las principales causas de deterioro de recursos hdricos.

Con el objetivo de comprender estos problemas relacionados con el uso del agua, el anlisis de las relaciones individuo / ambiente es necesario y un enfoque psicolgico nos parece pertinente. Esta relacin individuo / ambiente se inscribe en la cultura y es influenciada por ella, no solamente en trminos ideolgicos sino igualmente en trminos econmicos y sociales, lo que nos exige dirigir el anlisis a las caractersticas especficas de los grupos. Hoy da se desarrollan numerosas investigaciones que se interesan en los comportamientos, las actitudes y las representaciones de los individuos frente a los problemas ecolgicos, bajo la ptica del desarrollo sostenible: preservacin de recursos naturales, gestin de territorios protegidos, economa de energa, polucin, tratamiento y reciclaje de basuras. En el caso del estudio sobre los comportamientos ecolgicos, el enfoque utilizado tpicamente en psicologa ambiental es el concerniente a las actitudes de las personas frente a los problemas ambientales, juzgados como favorables o desfavorables. En este caso proponemos profundizar y tratar de reconocer la dinmica socio-cognitiva subyacente a la relacin

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

226

Oscar E. Navarro Carrascal

con el agua. Concretamente nos propusimos reconocer los elementos que constituyen la representacin social del agua en la poblacin entrevistada, as como la estructura que la organ2a, para confrontarlas con las declaraciones hechas acerca de los usos e intereses sobre la misma y tratar de establecer una relacin entre esta representacin y el tipo de actitud perfilada a travs de una escala altamente validada en el campo y ampliamente conocida.

Este es un estudio exploratorio que hace parte de una investigacin ms amplia interesada en comprender la dinmica psicosocial existente en los conflictos polticos y sociales de uso compartido de los recursos naturales, especficamente el caso del agua.

MARCO TERICO

Antecedentes de investigacin

Una investigacin adelantada por el Laboratorio de Psicologa Ambiental de la Universidad Rene Descartes, Pars V, mostr la existencia de diferencias entre las representaciones sociales de diferentes grupos, debidas fundamentalmente a la diversidad de relaciones y de usos del agua. En lo que concierne precisamente a la preservacin de recursos naturales, se ha determinado que las conductas favorables a este fin estn ligadas a tres elementos: El conocimiento de los efectos a largo pla2o, la eficacia percibida de las acciones individuales y una visin ecolgica del entorno. As mismo, respecto al agua, la percepcin del riesgo de polucin o de degradacin del recurso ha sido identificada en la literatura como el motor de ciertos comportamientos de prevencin (Rogers, 1983, Gardner & Stern, 1996, en Moser, Ratiu & Vanssay, 2003).

Los investigadores util2aron la teora de Representaciones Sociales en tanto "las relaciones al medio se establecen en funcin de la representacin que la persona se forja a travs de su experiencia, sus valores, sus expectativas y sus preferencias" (Moser, Ratiu & Vanssay, 2003). As, en tanto que sistema de interpretacin del mundo, esta nocin se convierte en un medio de informacin y de desarrollo de actitudes frente al objeto de representacin. Como resultado de esta investigacin se propuso un

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Representacin social del agua y de sus usos

227

modelo que establece dos tipos de relacin con el agua. Por un lado (pases llamados desarrollados), se observ un tipo de representacin esttica e identitaria del agua, una percepcin ecolgica del medio y un sentimiento de incertidumbre ambiental. Del otro lado (pases en va de desarrollo), se observ un tipo de representacin fracturada del agua, ligada directamente al uso domstico, as como una fuerte certe2a ambiental. Este modelo muestra la influencia de condiciones ambientales y de la experiencia de los grupos en la representacin social que stos tienen del agua, lo que explica las prcticas en consecuencia. As mismo remarcamos el hecho de que las representaciones sociales estn ligadas a ciertas variables como el nivel de educacin, la actividad profesional con relacin al agua (profesionales del agua o de la salud, por ejemplo), la apropiacin de la memoria colectiva, las preocupaciones ambientales y el nivel de compromiso proambiental (Moser, Ratiu & Vanssay, 2003).

La teora de representaciones sociales

La teora de representaciones sociales ocupa un lugar de importancia en las ciencias sociales y humanas en general y en la psicologa social en particular, al tiempo que est estrechamente ligada a la nocin de medio ambiente (fsico, social, cultural). Definida como un proceso cognitivo, la nocin de representacin social marca fuertemente el carcter social del proceso de construccin del conocimiento. Ella designa un tipo de saber compartido socialmente y elaborado en el curso de los intercambios sociales. Parte de un presupuesto epistemolgico que asegura que "no existe a priori una realidad objetiva; toda realidad es representada, es decir, apropiada por los individuos y grupos, reconstruida en sus sistemas cognitivos, integrada en sus sistemas de valores dependiendo de su historia y del contexto social e ideolgico que los rodea" (Abric, en Moscovici, 2003).

Despus del trabajo fundador de Serge Moscovici (1961) se ha intentado definir los componentes de las representaciones. La idea general es que stas estn constituidas de un conjunto de elementos articulados entre s. As, una representacin est compuesta de un contenido, o en trminos de Moscovici, de informaciones y actitudes; igualmente est compuesta de una organ2acin de esos contenidos, es decir, de una estructura (campo representacional para Moscovici). En conclusin, te-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

228

Oscar E. Navarro Carrascal

tiernos que las representaciones sociales son "conjuntos socio-cognitivos organ2ados de manera especfica y regidos por reglas de funcionamiento que les son propias" (Abric, 1994). Mosovici haba demostrado la importancia de un proceso llamado "objetivacin" dentro de la formacin de las RS, segn el cual el individuo privilegia ciertas informaciones en detrimento de otras al tiempo que las descontextual2a. Esta informacin readaptada forma un "ncleo figurativo" de la representacin, es decir, una estructura jerrquica que contiene una imagen natural2ada del objeto representado. J. C. Abric retoma esta nocin pero no desde su aspecto procesal, sino como contenido de la representacin, y es as como el ncleo figurativo se convierte en "ncleo central", alrededor del cual se construy un enfoque llamado estructuralista de la teora de representaciones sociales.

Segn Rouquette y Rateau (1998), cuando hablamos de representacin social como una estructura, reconocemos que ella tiene dos componentes: elementos constitutivos y las relaciones que tienen estos elementos. Es justamente la dependencia entre los elementos que componen la representacin social, la que establece su coherencia, y es a partir de all que nace su significacin. El postulado principal es que las representaciones sociales funcionan como una entidad organ2ada alrededor del ncleo central (Guimeli, 1994). Partimos de la hiptesis segn la cual las representaciones sociales tienen una organ2acin interna, existe una jerarqu2acion de sus elementos y de sus relaciones, en ese sentido reconocemos dos sistemas:

1. Un sistema central (ncleo central) que determina la organ2acin y la significacin de la representacin. Este sistema central est asociado a los valores y a las normas (condiciones histricas e ideolgicas) y est caracter2ado por su estabilidad, tiene dos funciones: es generador de sentido, lo que quiere decir que crea o transforma la significacin de los otros elementos, y es tambin organ2ador, ya que determina la naturale-2a de las relaciones entre los elementos de la representacin(Rouquette & Rateau, 1998). Finalmente, el ncleo central posee dos dimensiones: Una dimensin normativa, dentro de la cual se expresan los elementos socio-afectivos e ideolgicos, fuertemente marcados al centro de la representacin, y una dimensin funcional, que tiene una finalidad opera-cional dirigida hacia la idea de funcionamiento del objeto.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Representacin social del agua y de sus usos

229

2. Un sistema perifrico fuertemente ligado al contexto inmediato de la representacin social. Este sistema tiene tres funciones:

A) La prescripcin de conductas que le permiten al sujeto saber cul tipo de comportamiento es pertinente o no en el contexto social.

B) La adaptacin (evolucin) de la RS, es decir, la personal2acin, la apropiacin por parte del sujeto de la representacin.

C) Finalmente este sistema funciona como un sistema de defensa del ncleo central frente a los cambios en el contexto social.

Para el enfoque estructural de Representacin Social, lo ms importante es identificar los elementos del sistema central que permitirn plantear hiptesis, determinando la existencia de representaciones sociales diferentes en tanto no comparten sus elementos centrales.

METODOLOGA

Este estudio es exploratorio y el objetivo es efectuar una primera identificacin de los elementos de la representacin social del agua dentro de una poblacin colombiana, al mismo tiempo que se busca plantear hiptesis sobre la estructura de dicha representacin y la relacin de correspondencia existente entre esta ltima, las declaraciones hechas sobre el uso del recurso y la importancia dada a su proteccin.

El estudio se real2 con una muestra de 150 personas (60% sexo femenino y 40% sexo masculino), pertenecientes a diferentes estratos socioeconmicos, estudiantes de disciplinas de ciencias sociales y humanas. Las edades oscilan entre los 20 y 30 aos, todos habitantes de la ciudad de Bogot, aunque el 42% de los sujetos son originarios de otras ciudades. La tcnica para la recoleccin de informacin fue la entrevista estructurada, cuya tarea principal era la de asociacin libre (evocacin espontnea de palabras a partir de una palabra inductora), seguida de una serie de preguntas respecto a los usos del agua y las experiencias ligadas a sta. Finalmente una "escala de inters ambiental" creada por Russell Weigel en 1978 (Holahan, 1996) y actualUada en espaol, que evalalas actitudes

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

230

Oscar E. Navarro Carrascal

de los sujetos al rededor de temas ecolgicos, se aplic para determinar la orientacin favorable o desfavorable de los sujetos hacia la conservacin ambiental.

Para el anlisis se utiliz principalmente el mtodo propuesto por Pierre Vergs (1992,1994), "anlisis prototpico y categorial". La hiptesis de partida de este mtodo es la existencia de un funcionamiento cognitivo donde "ciertos trminos son inmediatamente movilizados para expresar una representacin" (Vergs, 1994, p. 235). El principio de economa cognitiva que existe en la base del concepto de prototipicidad es fundamental. A partir de la lista de trminos evocados realizamos un anlisis de la prototipicidad que busca identificar la organizacin del contenido cruzando dos indicadores: la frecuencia de aparicin de los tems con el rango de aparicin, es decir, si la palabra fue evocada en primer lugar, en segundo, etc.

Estos indicadores dan dos tipos de informacin diferentes: de un lado, una dimensin colectiva, ya que se trata de trminos fuertemente consensales, y de otro lado, una dimensin individual, ya que se trata de una distribucin estadstica hecha sobre la base del orden establecido por los sujetos. Este cruce nos da un cuadro 2x2 y la interpretacin es la siguiente: los elementos de la casilla 1 pueden ser elementos centrales de la representacin social. Aqu se encuentran las palabras ms evocadas (fuerte frecuencia) y enunciadas primero (rango medio dbil). En la casilla 4 se encuentran los elementos que poseen una frecuencia dbil y un rango de aparicin elevado. Estos elementos pertenecen a la zona perifrica de la representacin social. Las casillas 2 y 3 son interpretadas como pertenecientes a una zona ambigua, la zona potencialmente desequilibrante de la representacin social, posible fuente de cambio (Vrges, 1994; Bonardi & Roussiau, 1999). El anlisis se completa con un anlisis categorial a partir de la proximidad semntica, particularmente aquellos pertenecientes hipotticamente al ncleo central, verificando la posibilidad de poder formar categoras al rededor de ellos, lo que refuerza la idea de centralidad dada su capacidad de organizacin.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Representacin social del agua y de sus usos

RESULTADOS

A partir de las respuestas al cuestionario de asociacin libre se obtuvieron 280 trminos diferentes. Con esta lista de palabras asociadas al agua y evocadas por los sujetos, se procedi a realizar un anlisis de prototipicidad (Vergs, 1992,1994). Para efectos del anlisis se conservaron los trminos que estaban evocados por lo menos dos veces, lo que al final nos da un nuevo corpus de 12 tem. Con respecto al rango medio de aparicin, ste se defini en 3. Cruzando los dos indicadores (frecuencia y rango de aparicin) obtenemos el siguiente cuadro:

Cuadro 1: Estructura de la Representacin Social del agua

Rango medio de aparicin

Dbil

Fuerte

Inferior a 3

Igual o superior a 3

Casilla 1

Casilla 2

Vida

Limpieza (higiene)

Salud

Indispensable (Necesidad)

Sed (hidratacin)

Frescura (fresca, refrescante)

Tranquilidad

Casilla 3

Casilla 4

Naturaleza

Poco abundante

Pureza

Lluvia

Recurso natural

Frecuencia

Dbil

Fuerte

Inferior a 4

Superior o igual a 4

Tenemos entonces tres zonas:

En la primera zona (casilla 1) se sitan las palabras ms evocadas (fuerte frecuencia) y enunciadas en primer lugar (rango de aparicin dbil). Aqu encontramos los elementos hipotticamente centrales o que pue-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

I

232

Oscar E. Navarro Carrascal

den constituir el ncleo central de la representacin, gracias a la importancia que ellos tienen para los sujetos: "vida, salud, hidratacin, frescura, tranquilidad".

 En la segunda zona (casilla 4) se sitan los elementos con una frecuencia de aparicin dbil y un rango de aparicin elevado. Estos elementos pertenecen a la zona perifrica de la representacin: "naturaleza, recurso natural, lluvia, poco abundante, pureza".

 La tercera zona (casillas 2 y 3) se trata de la zona ambigua de la representacin, la zona potencialmente desequilibrante. La particularidad es que la casilla 3 est vaca y en la casilla 2 encontramos palabras con alta frecuencia, como "limpieza" e "indispensable".

En conclusin, podemos decir que en la zona central encontramos las dos dimensiones expuestas por la teora y que componen el ncleo central (§ marco terico): una dimensin normativa a partir de los trminos «vida» y «tranquilidad», los cuales expresan elementos socioafec-tivos del objeto de representacin, una dimensin funcional que expresa la finalidad operativa del objeto, a partir de los trminos «salud, sed, hidratacin, refrescante», las utilidades del recurso. En la zona perifrica de la representacin encontramos palabras describiendo el objeto de representacin, fuertemente ligado al contexto inmediato del mismo, en este caso, al estado percibido del recurso: El agua es un «recurso natural», hace parte de la «naturaleza» y la «lluvia» es una de sus formas. Al mismo tiempo la percepcin de riesgos del agua se encuentran en esta zona: El agua es «poco abundante» y su «pureza» es fuente de inquietud. Finalmente en la zona ambigua encontramos trminos ms prximos al ncleo central (even-tualmente podrn pasar a la zona central sin crear mayores cambios a esta). Palabras como «indispensable» haran parte de la dimensin normativa y «limpieza, higiene» haran parte de la dimensin funcional.

USOS y experiencias ligadas al agua

Con el fin de obtener mayores elementos informativos de la representacin del agua en la poblacin estudiada, se interrog a propsito de las experiencias, usos y percepciones que los sujetos tienen del objeto. Con

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Representacin social del agua y de sus usos

233

relacin al tipo de experiencias vividas (positivas o negativas) ligadas al agua, el 80% de sujetos declar haber vivido experiencias positivas, casi siempre relativas al descanso y al ocio. Se declara adems el placer de la vida cotidiana ligada al agua (calmar la sed, ducharse) y los recuerdos agradables de la infancia.

Con respecto a las prcticas asociadas al agua, en primer lugar los sujetos expresan una gran confian2a en la calidad de la misma, es decir, en el servicio prestado. Con respecto a conductas favorables a la proteccin del recurso, hay una diferencia entre el ideal (lo que se debera hacer) y lo que se hace realmente. Frente a las preguntas concernientes a los hbitos de vigilancia de la calidad del agua que se consume, 86% de los sujetos afirmaron ser vigilantes; pero cuando se les pregunt si utilizan algn mtodo de purificacin, las respuestas fueron repartidas entre positivas y negativas. Cuando se trata de la cantidad del agua (economa del recurso), la situacin es flagrante: cuando se indag acerca de la vigilancia del nivel de consumo de agua, el 80% dijo ser vigilante, pero cuando si se les pregunt si reciclan o economizan agua, el 86% de los sujetos respondi negativamente.

Con respecto a la percepcin de riesgos ligados al agua, 80% de la poblacin declar ser conciente de los riesgos que atenan tanto la calidad como la cantidad de agua. Sin embargo, cuando se les pregunt si la polucin del agua es una realidad en el mundo, 97% dijeron estar de acuerdo, pero cuando se trata de Colombia ("la contaminacin del agua es un problema serio en Colombia"), solo el 67% estuvo de acuerdo con la afirmacin. Si se trata de la cantidad de agua (existencia de reservas), el resultado es el mismo. Finalmente, en lo que respecta a la importancia dada a los problemas ambientales frente a otros problemas, los sujetos declararon en su mayora que stos son primordiales, lo que nos hace pensar que las preocupaciones ecolgicas tienen un alto nivel de inters.

La aplicacin de la "escala de inters ambiental" (Weigel, en Hollahan, 1996) tena como intencin comparar la tendencia favorable o desfavorable hacia la proteccin del medio ambiente en los sujetos entrevistados con el contenido y la estructura de la representacin social del agua. En general, como lo manifestamos ms arriba, los problemas ambienta-

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

234

Oscar E. Navarro Carrascal

les ocupan un lugar importante dentro de las preocupaciones de la poblacin entrevistada, 87% de los sujetos declararon interesarse en ciertos temas ecolgicos como la contaminacin o la preservacin de recursos naturales. Sin embargo, nos queda por saber si esta tendencia no obedece ms a la influencia del "ideal" social, o en qu medida corresponden efectivamente a comportamientos concretos. Aqu nos situamos en la discusin, siempre presente en psicologa social, acerca de la pertinencia de la teora de actitudes para predecir conductas, y ms precisamente cuando se trata de comportamientos llamados pro-ambientales.

DISCUSIN DE LOS RESULTADOS

La estructura de la representacin social del agua definida en este estudio es coherente con las caractersticas descritas por la teora, lo que nos permite continuar las reflexiones y anlisis sobre el tema. Como primera medida, nadie puede negar la importancia del agua en la vida y el bienestar; es precisamente por este hecho que las actitudes expresan una tendencia favorable hacia los temas ambientales. El ncleo central lo podramos interpretar de la siguiente manera: El agua es "vida" y nos da "tranquilidad" (dimensin normativa), ya que clmala "sed" (hidratacin), nos "refresca" y es importante para la garant2ar la "salud" (dimensin funcional). Sin embargo, encontramos las palabras que expresan la percepcin de los riesgos ligados al agua ("poco abundante, pure2a") en la 2ona perifrica, lo que quiere decir que no son elementos organizadores ni dadores de sentido a la representacin y, en consecuencia, no influyen necesariamente los comportamientos o stos son circunstanciales, es decir, ligados a condiciones particulares (presencia de estmulos o de valorizacin social). Una vez ms, como suele suceder en las investigaciones sobre "responsabilidad ecolgica" (Morval, 1981), constatamos que entre lo que los sujetos declaran o "dicen hacer" y lo que "hacen" realmente existe una brecha, un vaco entre la orientacin de intereses (actitud) y las acciones (comportamiento) que se nos plantea como reto de investigacin. Justamente la teora de representacin social nos parece pertinente y adecuada para intentar develar estos misterios, gracias, principalmente, a su influencia en las prcticas sociales (Abric, 1994). La hiptesis terica segn la cual la percepcin de riesgos de polucin o de degradacin de recursos ha sido identificada como el motor de ciertos comportamientos de prevencin

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Representacin social del agua y de sus usos

235

(Rogers, 1983, Gardner & Stern, 1996, en Moser, Ratiu & Vanssay, 2003) no pudo ser comprobada, y diramos al respecto que mientras los elementos que expresan esta preocupacin no hagan parte del ncleo central de la representacin, los comportamientos, en consecuencia, sern siempre muy limitados. En suma, pudimos notar que la posible existencia de una percepcin de riesgos tanto cuantitativos como cualitativos del agua, es compatible con una orientacin favorable hacia ciertos temas que conciernen el medio ambiente. Pero esto ltimo no es garanta del desarrollo de conductas consecuentes de proteccin de los recursos o de conductas de economa (en este caso del agua), es decir que existe la intencin pero no necesariamente la accin.

Con respecto a la percepcin de riesgos ligados al agua, notamos que sta es mucho ms importante cuando se interroga por los riesgos ecolgicos a nivel mundial, pero cuando se trata del nivel nacional, esta percepcin o aceptacin es menos importante. Dos explicaciones probables se nos ocurren: Una que tiene que ver con la falta de informacin sobre lo que ocurre en Colombia, lo que genera un fenmeno de "certeza ambiental" que impide percibir el deterioro ambiental del pas, evidenciada fundamentalmente por la dbil percepcin de los riesgos ambientales (confort de servicios ambientales). Otra posible explicacin es la de un fenmeno de "deslocalizacin" del problema (aqu no pasa). Claro est, estas explicaciones intuitivas son fruto de anlisis ms concienzudos dentro del proyecto macro y aqu son presentadas como hiptesis de trabajo.

Finalmente este estudio nos permite plantearnos algunas preguntas, de un lado, en relacin con la investigacin misma, es decir, las nuevas hiptesis y los retos metodolgicos que se plantean en psicologa ambiental, pero sobre todo con respecto a las acciones que habra que emprender desde la accin social para influenciar los comportamientos, en este caso, pro ambientales. La cuestin de la educacin ambiental (en el sentido ms amplio posible) se nos presenta como pertinente para influenciar las representaciones sociales que tanto del agua como del medio ambiente en general tienen las personas y los grupos sociales.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

236

Oscar E. Navarro Carrascal

Bibliografa

Abric, J.-C. (1994). Pratiques sociales et reprsentations. Pars: Pug. Bonardi, Ch. & Roussian, N. (1999). Les reprsentations sociales. Pars: Dunod. Bouguerra, M. L. (2003). Les batailles de eau. Pourun bien commun de Fhumanit. Pars: Enjeux Plante.

Diop, S., Rekacewicz, P. (2003). Atlas mondial de l'eau. Unepenurie annonce. Pars:

Editions Autrement. Doise, W. (1986). Les reprsentations sociales : dfinition d'un concept. En W. Doise

& A. Palomari (Eds.), Utude des reprsentations sociales. Textes de base en sciences

sociales, Neuchtel, Delachaux et Niestl. Flamant, C. & Rouquette, M. L. (2003). Anatomie des idees ordinaires. Comment tudier

les reprsentations sociales. Pars: Armand Coln. Guimelli, Ch. (1994). Structures et transformations des reprsentations sociales. Genve:

Universit de Lausanne et de Genve. Holahan, Ch. (1996). Psicologa ambiental: un enfoque general. Mxico: Limusa editores. Jodelet, D. (1989). Les reprsentations sociales. Pars: Puf. Levy-Leboyer, C. (1980). Psychologie etenvironnement. Pars: Puf. Morval, J. (1981). Introduction la psycholqgie de l'environnement. Pierre Mardaga (Ed.).

Bruxelles.

Moscovici, S. (1984). Psicologa Social. Barcelona: Paids.

Moser, G. & Weiss, K (2003). Espaces de pie. Aspects de la relation homme-environnement.

Pars: Armand Colin. Moser, G. Ratiu, E. & Vanssay, B. (2003). Reprsentations sociales, idologiques et

pratiques : un modele des rapports l'eau dans diffrents contextes socitaux. En

Reprsentations sociales : constructions nouvelles. Montral: Uqam. Rouquette, M-L. & Rateau, P. (1998). Introduction Ftude des reprsentations sociales.

Grenoble: Pug.

Seca, J.-M. (2001). Les reprsentations sociales. Pars: Armand Colin.

Vanssay, B. et collaborateurs (sous presse). Les citadins et eau contrastes et similitudes

dans le monde. Reprsentations et comportements. Laboratoire de Psychologie

Environnementale, Universit Pars V - Rene Descartes. Verges, P. (1994). Approche du noyau central : proprits quantitatives et

structurales. En Structures et transformations des reprsentations sociales (pp. 233 -

253). Genve: Universit de Lausanne et de Genve. Verges, P. (1992). L'vocation de l'argent : une mthode pour la dfinition du

noyau central d'une reprsentation. Bulletin de psychologie, xlv (405), 203 - 209.

Psicologa desde el Caribe. Universidad del Norte. N° 14: 222-236, 2004

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.