Psicología desde el Caribe, Vol. 30 No. 3: Sep-Dic 2013

Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande
Revista del Programa de Psicología de la Universidad del Norte
ISSN Electronico 2011-7485
ISSN Impreso 0123-417X
Volumen 30, n.°3, Septiembre - Diciembre 2013
Fecha de recepción: 10 de Febrero de 2013
Fecha de aceptación: 26 de Agosto de 2013

ANÁLISIS BIBLIOMÉTRICO SOBRE EL CONCEPTO DE REGULACIÓN EMOCIONAL DESDE LA APROXIMACIÓN COGNITIVO-CONDUCTUAL: UNA MIRADA DESDE LAS FUENTES Y LOS AUTORES MÁS REPRESENTATIVOS

Bibliometric analysis on the concept of emotional regulation from cognitive behavioral approach: a view from the sources and representative authors

Sergio Ribero-Marulanda*
Rochy M. Vargas Gutiérrez, M.S.S*


Resumen

El objetivo principal de este estudio fue identificar características centrales en el análisis de la regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual, y se encontró que hay diferencias importantes en el número de artículos publicados por año, los autores más representativos y las fuentes en las que se encuentran. Para esto se realizó un análisis bibliométrico sobre la regulación emocional, con base en una revisión teórica de 1711 artículos, producidos entre 1955 y 2012, referenciados en diferentes bases de datos, como PsyclNFO, Ebsco, entre otras.

Palabras clave: Regulación emocional, perspectiva cognitiva-conduc-tual, emoción, análisis bibliométrico.


Abstract

The main objective of this paper was to identify central features in the analysis of emotion regulation from behavioral cognitive perspective. We found that there are significant differences in the number of articles published per year, the most representative and the sources that are. For this we conducted a bibliometric analysis of emotion regulation, based on a theoretical review of 1,711 articles, produced between 1955 and 2012, referenced in different databases such as PsyclNFO, Ebsco, among others.

Keywords: Emotional regulation, cognitive Behavioral perspective, emotion, bibliometric analysis.


INTRODUCCIÓN

La regulación emocional ha sido abordada desde diferentes enfoques a lo largo del tiempo debido a la gran importancia que se le ha dado a las emociones en cada uno de los momentos del desarrollo del ser humano. Autores abordan la regulación emocional desde un enfoque cognitivo-conductual como un proceso interno que permite modular la conducta. Gross (1999) indica que la regulación emocional es una preparación del organismo para una rápida y adecuada respuesta motora ante estímulos que desencadenan ciertas respuestas emocionales y fisiológicas, iniciando, evitando, inhibiendo, manteniendo o modulando la ocurrencia, forma, intensidad o duración de estados emocionales internos.

La explicación que se da desde este enfoque se centra especialmente en cómo la persona afronta una situación que puede exceder sus recursos para hacerle frente y que, por tanto, le puede generar un alto nivel de estrés, y se incluye en el análisis la relación con otros elementos, como la cognición, la vulnerabilidad biológica, entre otros, y centrando la regulación en la base de otros problemas de conducta como la agresividad o el consumo de sustancias. Esta implicación biológica, como indican Cardelle-elawari y Sanz (2006), hace referencia a una relativa afectación del sistema nervioso central y endocrino, que conjunto a las experiencias vividas y la interpretación subjetiva harán que el sujeto responda de manera diferente a las demandas ambientales. Debido a todas las variables que tienen lugar, los autores establecen diferentes relaciones con el término, presentan momentos distintos de publicación, utilizan términos relacionados para abordar el tema y se ha evidenciado que hay épocas en que la publicación en relación con la regulación emocional desde esta perspectiva ha sido más prominente.

Debido a lo señalado, este estudio tiene como objetivo identificar características centrales en el análisis de la regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual, lo que supone el análisis de la regulación como tema de interés, el volumen de artículos publicados sobre este tema al año (teniendo en cuenta los años de observación), la inclusión de otros temas estrechamente relacionados o usados a modo de sinónimo a la regulación emocional desde esta perspectiva y el análisis de los autores más representativos y las fuentes que incluyen con mayor frecuencia este tipo de temáticas.

Para lograr el objetivo de este estudio se precisa de una metodología de recolección y análisis de los datos que facilite la identificación de este tipo de descriptores y permita analizar la frecuencia con que se presentan los descriptores mencionados, por lo que el análisis bibliométrico se constituye en la metodología adecuada para dar respuesta este objetivo.

Desde la revolución cognitiva y sus aportes a la postura conductual y a las intervenciones llamadas de segunda generación dentro de esta perspectiva se evidencia un notable interés en la investigación de todos los procesos de orden interno, siendo la emoción y la regulación de la misma (como un comportamiento relevante para los humanos en su medio social, que implica adaptación y ajuste) uno de los comportamientos más estudiados, además de la cognición.

Existen diferentes autores que son referentes en este tema, entre ellos Mayer y Salovey (1997), Gross (1998, 1999) y Lazarus (1991), cuyas investigaciones han servido de apoyo a otros estudios desde esta perspectiva, debido a que compilan una gran cantidad de publicaciones y su definición de la regulación emocional es una de las más citadas y referenciadas.

La regulación emocional, también llamada inteligencia o habilidad emocional —términos sinónimos desde el paradigma cognitivo-conductual, como se evidencia en los resultados de este estudio—, se define como "la destreza de las personas y el proceso deliberado que requiere esfuerzo para atender y percibir los sentimientos de forma apropiada y precisa, la capacidad para asimilarlos y comprenderlos de manera adecuada y la destreza para regular y modificar nuestro estado de ánimo o el de los demás de manera voluntaria" (Mayer, Caruso & Salovey, 2000; Cabello, Fernández-Berrocal, Ruiz & Extremera, 2006; Eisenberg & Spinrad, 2004; Kooler, 2009). Así las cosas, la inteligencia emocional surge como una capacidad del ser humano para aumentar la calidad de vida, preservando la convivencia y vinculación social, a través del entendimiento de cómo la respuesta emocional es percibida por los otros y las reglas sociales para su expresión (Levenson, Carstensen, Friesen & Ekman, 1991; Garner & Stowe, 2010). La regulación emocional facilita entender la emoción evitando la impulsividad, lo que permitirá finalmente el ajuste al contexto inmediato de una forma adecuada y socialmente regulada (Levenson, Carstensen, Friesen & Ekman, 1991; Garner & Stowe, 2010).

Se habla de la regulación emocional —o la inteligencia emocional en algunos autores— como un proceso dinámico, que se puede mejorar mediante procesos educativos, así como cambiar y modificarse con el paso del tiempo: estudios demuestran que las respuestas diferenciales orientadas a una mayor claridad y regulación emocional se ven potenciadas por la enseñanza de repertorios adecuados que generan los padres en los primeros años de vida y por un apego seguro en los primeros años de vida (Clemente & Adrian (s.f); Páez, Fernández, Campos, Zubieta & Casullo, 2006). Aunque estas experiencias tempranas también pueden verse influidas por la experiencia, el aprendizaje y la educación, lo cual se relacionaría con que en la adultez, por ejemplo, se den y se esperen socialmente respuestas que impliquen madurez emocional ante las experiencias y moderación del afecto negativo y positivo, lo que daría cuenta de una respuesta diferencial en la adultez (Cheavensa, Zachary, Banawan & Lynchd, 2008; Márquez-González, Fernández, Montorio & Losada, 2008; Carstensen, Pasupathi, Mayr & Nesselroade, 2000). Este constante cambio en la respuesta en diferentes momentos enmarca dos principales áreas de actividad cerebral: la mente emocional y la mente racional (Angarita & Cabrera, 2000), que es un tema de discusión importante desde la postura cognitiva en particular y que implica elementos biológicos, además de elementos relacionados con el procesamiento de la información.

De esta manera, la regulación emocional, desde la perspectiva cognitiva conductual, implica un amplio rango de habilidades que posee el individuo para dar una respuesta adecuada en un contexto cambiante y que excede, de alguna manera, sus recursos personales y sus posibilidades de control del ambiente, por lo que la regulación estará orientada a controlar la respuesta emocional, buscando la minimización de molestia personal y la adecuada respuesta ante los demás. Entre estas habilidades Macías (2002) hace referencia a la inteligencia intrapersonal como una habilidad para la regulación emocional, que da cuenta de las herramientas que tiene la persona para conocer su mundo interno, es decir, sus emociones; por otro lado, está la inteligencia interpersonal, que enmarca la capacidad de reconocer las propias emociones y sentimientos que se derivan entre las personas y sus grupos, entendiendo de igual manera las emociones de los demás.

Por otro lado, también se habla de un proceso que está dirigido al control de las respuestas de activación a partir de estructuras biológicas maduras, teniendo en cuenta el foco de atención y la entrada de la información que afecta la condición emocional de la persona, las interpretaciones de la información emocionalmente significativa, el manejo de señales internas de activación emocional, el acceso a las fuentes de afrontamien-to y la selección de modos adaptativos para la expresión de emociones (Kindead, Garrido & Uribe, 2011; Mocaiber, Oliveira et al., 2008).

Este tipo de definiciones y los elementos que incluyen fueron centrales para establecer a nivel teórico los descriptores relevantes para dar cuenta de la regulación emocional desde la perspectiva de interés. Adicionalmente, de acuerdo con lo revisado se evidenció el papel que desempeñan las emociones y la regulación emocional en el bienestar general de los individuos, por lo que es probable que este siga siendo un tema relevante de interés científico y académico, como también lo sugieren los resultados que se presentan más adelante.

Investigaciones como la propuesta por Vinaccia, Quinceno, Zapata, Obesso y Quintero (2006) concluyen que la salud emocional correlaciona de manera positiva con el rol emocional, demostrando que ciertos problemas emocionales, como la depresión y la ansiedad, pueden intervenir en las actividades de la vida diaria de cada persona, que se manifiesta en una disminución en el tiempo y el rendimiento en estas actividades, perdiendo el control sobre sus conductas, es decir, no hay una adecuada regulación de las emociones. Esta y muchas otras investigaciones demuestran que el no presentar niveles emocionales negativos y tener un gran número de herramientas para afrontar situaciones demandantes de emocionalidad posibilita que las personas tengan un buen control emocional de su vida.

Frecuentemente, cuando se hace una primera revisión acerca de la regulación emocional (sin tener en cuenta la perspectiva) se evidencia un volumen importante de datos en los que el lector y/o investigador se desgasta en la revisión de los artículos para mirar su pertinencia e intentar establecer la perspectiva y los elementos relevantes; por lo que artículos como este permiten mostrar de forma ágil una caracterización del tema de interés en una perspectiva psicológica particular.

Existe un cuerpo amplio de investigación relacionada con la regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual y se encuentran varios puntos en común. Sin embargo, debido al gran número de publicaciones se hace necesario estudios como este que permitan evidenciar tendencias, autores y producción por año, de forma que pueda hacerse aún más tangible el avance y la influencia de ciertos autores y de esta perspectiva teórica sobre el tema, evidenciando también cambios en el interés investigativo o en la forma de comprender el fenómeno que puede relacionarse con incremento o decremento en la publicación.

Este análisis puede guiar a los lectores interesados en el tema en la búsqueda de autores, años y términos que faciliten la revisión de la literatura y, por tanto, puede ser de utilidad para distintos tipos de lectores interesados en un tema particular a modo de guía de rastreo de tendencias en la producción editorial relacionada con la regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual.

El análisis de publicaciones científicas hace parte importante del quehacer psicológico dentro del proceso de investigación, y esta se convierte en una herramienta que permite calificar el proceso de generación del conocimiento y su impacto en la sociedad (Rueda-Clausen, Villa-Roel & Rueda-Clausen, 2005), de ahí el interés de esta investigación, que pretende identificar las características centrales en el análisis de la regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual a través de artículos empíricos y teóricos, reseñando los autores relevantes, los años de publicación, el idioma más frecuente, las revistas más influyentes y las categorías de análisis más trabajadas a partir de un análisis bibliométrico.

Este análisis bibliométrico, según Díaz (2007), se entiende como una disciplina cuyos alcances se basan en indicadores cualitativos y cuantitativos, que permiten aportes valiosos a la situación actual de áreas específicas de conocimiento. Este tipo de análisis permite indicar y analizar la producción científica, filtrando aspectos como los autores con mayor relevancia en la temática analizada, las revistas de mayor impacto en la generación de conocimientos específicos, las fluctuaciones en los intereses de los investigadores, lo que finalmente ayudará a identificar el estado actual de la ciencia orientado a la temática elegida y delimitar las posteriores búsquedas y desarrollo académico, respondiendo a necesidades específicas dentro de un marco de referencia claro, generando habilidad, pertinencia y objetividad en la búsqueda y conclusiones con respecto a un tema determinado.

MéTODO

Tipo de investigación

Este trabajo es de corte descriptivo bibliométrico. En su realización se definieron variables que fueron parámetro para los análisis del material documental que constituyó la muestra de estudio, teniendo en cuenta las indicaciones generales y los descriptores sugeridos para análisis bibliométricos (Díaz, 2007) y la revisión conceptual de las definiciones más usadas desde la perspectiva cognitivo-conductual. Con base en la confluencia de estas fuentes y la discusión en el grupo de trabajo se establecieron las variables específicas que iban a ser objeto de análisis.

Muestra

En este estudio se analizaron 1711 artículos publicados por diferentes revistas entre 1955 al 2012, referenciados en diferentes bases de datos, como PsycINFO, Ebsco, entre otras; el criterio de inclusión se relacionó con el uso de explicaciones coherentes con la perspectiva cognitiva-con-ductual sobre el fenómeno de la regulación emocional durante los años analizados y los descriptores usados con mayor frecuencia en los análisis bibliométricos. Para la selección de los artículos que se incluyeron en este estudio se realizó una revisión en las bases de datos de acuerdo con criterios de búsqueda amplios relacionados con la regulación y el enfoque para poder acceder al universo posible de artículos, y posteriormente se seleccionaron aquellos que mostraron mayor relevancia, pertinencia o citación en artículos relacionados y publicados en revistas con un importante índice de impacto y que teóricamente se relacionaban con las categorías de análisis propias de la perspectiva cognitivo-conductual. La revisión de los artículos se hizo durante el primer semestre académico de 2012 y el análisis y escritura del artículo durante el segundo semestre de 2012.

Instrumentos

Se diseñó una ficha de registro en Excel, en la que se establecieron los datos extraídos de la muestra, según los elementos seleccionadas en el estudio. (La definición de estos criterios de selección se encuentra en el apartado de procedimiento). Estos datos fueron recolectados y analizados de manera manual. La ficha de Excel incluía información de identificación del documento: año, revista, autores, idioma y términos más frecuentes. Cada artículo seleccionado se registró como una entrada en cada fila de la ficha de Excel para posteriormente ser filtrada y analizada de acuerdo con los criterios especificados en las columnas de la ficha.

Procedimiento

Inicialmente se seleccionaron los artículos relacionados con el tema de regulación emocional desde la postura cognitiva-conductual que mostraban mayor correspondencia con supuestos básicos de la postura en mención; la selección de los artículos base se hizo a través de la revisión minuciosa de los resúmenes, procedimiento y conclusiones que se presentaban en cada uno de estos. En caso que no incluyera el apartado de procedimiento, por ser teóricos, se revisó minuciosamente la coherencia teórica y argumentativa de cada uno de los artículos para verificar si podían ser incluidos. A través de la búsqueda en bases de datos con amplia inclusión de artículos y publicaciones de alto nivel en psicología, como Ebsco, PsycINFO, Scielo, Redalyc, PsyNet, y de catálogos en línea, se revisaron inicialmente un total de 1711 para el respectivo análisis. Este análisis implicó una revisión de supuestos teóricos, revistas con mayor publicación y autores de referencia dentro del tema y la perspectiva teórica de análisis. Posterior a esta búsqueda se creó una serie de bases de datos en Excel para ir incluyendo los documentos que iban a ser objeto de análisis; después se dio inicio a la búsqueda de los criterios de análisis de este estudio, que comprendían: autores, años de publicación, revistas, idioma de los artículos y términos más frecuentes. Las variables tomadas en el análisis fueron establecidas por los autores teniendo en cuenta las indicaciones generales y los descriptores sugeridos para análisis bibliométricos (Díaz, 2007) y la revisión conceptual de las definiciones más usadas desde la perspectiva cognitivo-conductual. De la confluencia de estas fuentes y la discusión en el grupo de trabajo se establecieron las variables específicas que iban a ser objeto de análisis.

Esta información permitió posteriormente realizar el análisis cuidadoso de los elementos mencionados y que estaban registrados en los datos de identificación bibliométrica de las referencias revisadas, de forma que se recolectaron los datos para el análisis: autores por año, frecuencia de idioma de los artículos, términos más frecuentes por año, revistas por año y con los años de publicación se analizó el aumento en la producción de textos relacionados con el tema base. Se agruparon de forma que los resultados fueran más claros, se hicieron análisis de frecuencia y el resultado de este análisis de los datos, de acuerdo con la pertinencia en relación con el objetivo de este estudio, se presenta en el apartado de resultados.

Para la identificación de los autores más influyentes se hizo una revisión por año y por década. Además se analizaron los títulos de cada uno de los artículos para identificar los idiomas en los que había mayor producción.

Para la identificación de los términos más frecuentes en los artículos teóricos se realizó un conteo palabra por palabra para recolectar la información y registrarla en la base de datos correspondiente a este nivel de análisis. De acuerdo con esto, se seleccionaron las palabras más frecuentes en relación con los años, teniendo en cuenta la división por décadas mencionada anteriormente.

Para la identificación de la revista por año se seleccionaron en las bases de datos los años correspondientes a cada publicación, teniendo en cuenta además la fuente de publicación. Finalmente, se analizaron todas las fechas de publicación con el fin de identificar cuántas publicaciones por año se habían realizado y ver la tendencia en la producción.

La revisión y el ingreso de los datos fue manual en la ficha de Excel; posteriormente se filtraron los datos de acuerdo con los descriptores bibliométricos y se hizo el análisis de frecuencias en relación con las variables especificadas. El análisis de frecuencias se hizo en el programa Excel.

RESULTADOS

A continuación se presentan los resultados producto del análisis de 1711 artículos de diferentes revistas de alto impacto a través de la búsqueda en bases de datos como Ebsco, PsycINFO, Redalyc y de catálogos en línea, entre 1955 y 2012, desde un enfoque cognitivo-conductual. Los resultados del análisis bibliométrico se muestran mediante análisis descriptivos, presentados a continuación en tablas y figuras.

Los autores más representativos por década, de acuerdo con el análisis bajo este parámetro, fueron los siguientes (tabla 1): década de los 90: Gross, con un total de 44 artículos; Salovey, con 18; Mayer, con 17; Lazarus, con 15; Davidson, Levenson y Rothbart, con 12. También se encuentra a Cartensen y Thompson, con 11 artículos; los autores antes mencionados fueron los más referenciados, citados y, por tanto, se les considera como los más representativos (en la tabla 1 se presentan los que les siguen en producción).

Se encontró que entre 2000 y 2012 los autores más representativos, de acuerdo con los criterios que se tuvieron en cuenta en esta investigación, fueron: Gross, con 64 artículos; Salovey, con 22; Fernández Berrocal y John, con 20; Eisenberger, con 19; a estos autores se les ubicó en los primeros puestos de la jerarquía de aquellos que tenían mayor producción (en la tabla 2 se presentan los que les siguen en producción).

Los artículos revisados y analizados fueron en su mayoría publicados por las siguientes revistas: Journal of Personality and Social Psychology, con 138 artículos; Child Development, con 48; Cognition andEmotion, con 36; Psychological Bulletin, con 33, por tanto estas revistas son las más representativas en fuentes para este tipo de temáticas y los artículos bajo la perspectiva cognitiva-conductual (ver tabla 3).

Respecto al idioma, se observa que los artículos más relevantes en las revistas con mayor publicación sobre el tema de regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual están en inglés; en este idioma se encuentran 1646 y solo 104 en español.

En la figura 1 se muestran los resultados de número de artículos por año relacionados con el tema de regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual, teniendo en cuenta los años que se tomaron para el análisis de la muestra de artículos (1955-2012). En esta figura se puede observar que el año en el que hubo más producción fue 2004, con 109 artículos, seguido de 2003, con 106, seguido de 2006, con 100 aproximadamente.

Se encontró un aumento significativo en la producción de artículos relacionados con la temática de regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual entre 2000 y 2006. También se observó un incremento progresivo desde 1955, fecha inicial del registro de análisis, hasta 2012, fecha final de análisis. Sin embargo, es llamativo que se evidencia una disminución en los últimos 5 años, es decir, desde 2008 hasta 2012 (tabla 3, figuras 1 y 2).

Finalmente, en relación con los términos más frecuentemente nombrados en el estudio de la regulación emocional, como fenómeno de interés, se encuentra que hay variaciones en los términos dependiendo de la década y el año, así como el uso de términos sinónimos para referirse a la respuesta emocional con las mismas características (ver tabla 4).

En general se encontró que se hace referencia de manera frecuente a términos relacionados con la cognición, como la metacognición, evaluación cognitiva, regulación cognitiva, despliegue atencional, para dar cuenta del proceso que le permite al individuo ajustarse en situaciones de demanda emocional. También se observa que en muchos artículos el énfasis se hace en el diseño o utilización de instrumentos de medida que permitan estudiar la regulación emocional en los individuos, las características con que se presenta, los mecanismos de control emocional y las estrategias utilizadas. En los últimos años también se observa que hay una inclusión de términos funcionales y estructurales a nivel biológico para dar cuenta de la emoción, como es el caso de la inclusión de estructuras cerebrales, como lo es el lóbulo prefrontal, para explicar elementos propios de la respuesta emocional y su evaluación, por lo que estos términos y elementos comienzan a hacer parte de la explicación sobre la regulación emocional.

DISCUSIóN

Los resultados presentados en este artículo permiten dar cuenta del objetivo de esta investigación: identificar características centrales en el análisis de la regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual en el período de observación de 1955 a 2012. Este objetivo se logró a partir del análisis de la regulación emocional y términos relacionados con el fenómeno de interés utilizando descriptores bibliométricos como: el volumen de artículos publicados sobre este tema al año (teniendo en cuenta los años de observación), la inclusión de otros temas estrechamente relacionados a la regulación emocional —o usados como sinónimo de esta— desde esta perspectiva, el idioma de publicación, las fuentes en las que se publicaron los artículos analizados y el análisis de los autores más representativos.

En el análisis presentado en este artículo se ha hecho un ejercicio investigativo que permite hacer un seguimiento a los autores relevantes, los años de publicación, el idioma más frecuente, las revistas más influyentes y las categorías de análisis más trabajadas a partir del análisis bibliométrico como metodología importante y válida para el análisis de la producción científica en un tema particular (Rueda-Clausen, Villa-Roel & Rueda-Clausen, 2005).

Se encontró que la década que tuvo mayor crecimiento en la producción fue la de los años 2000; esto se relaciona con el aumento de la producción por parte de los autores más representativos en el enfoque cognitivo-conductual y en relación con la regulación emocional, como lo es Gross (1998, 1999); Gross y John (2002, 2003); Mayer (Mayer & Salovey, 1997) y Salovey (Salovey & Mayer, 1990), quienes además son los que han producido artículos de forma más frecuente y continua. La producción de estos autores empieza a aparecer hacia finales de los años noventa, en los que se evidencia mayor visibilidad de artículos relacionados con el tema de interés y la perspectiva cognitivo-conductual.

Adicionalmente, el aumento de la visibilidad de las publicaciones pudo estar influenciada por variables como: mayor difusión tecnológica, digitalización de contenidos científicos, recepción de mayor cantidad de artículos, publicación de mayor cantidad de volúmenes, inclusión de nuevos autores; por otro lado, este aumento en la producción también pudo ser respuesta a necesidades sociales específicas del momento debido al aumento en la globalización, demandas a nivel laboral, cambios a nivel de las dinámicas de interacción mediadas por la tecnología que imperaron al interés por estudios enfocados a la regulación emocional, además del fortalecimiento y creciente interés por el abordaje de estos procesos emocionales desde el enfoque cognitivo-conductual.

Este aumento en las publicaciones generó, a su vez, que se sumaran autores cuyos intereses estaban orientados al tema de regulación emocional y que en los años 90 no tenían tanta influencia; este es el caso de autores como Fernández-Berrocal (Fernández-Berrocal & Extremera, 2005; Fernández-Berrocal & Ramos, 1999) y John (Gross & John, 2002 y 2003), que aumentaron en el número de publicaciones y comenzaron a ser autores muy citados en textos referentes al tema.

Se encontró que las revistas con mayor cantidad de publicaciones relacionadas con el tema y desde la perspectiva conceptual de análisis son la Journal of personality and social psychology, Child Development, Psychological Bulletin, clasificadas como A1 en Publindex de Colciencias, y Cognition and Emotion (las revistas que siguen en número de publicaciones y que también están consideradas como revistas de alto impacto se pueden consultar en la tabla 3). Es llamativo que varias de estas revistas publican específicamente trabajos relacionados con el estudio del desarrollo, la personalidad o la cognición, lo que supone que la regulación emocional no es un tema meramente clínico sino de interés general en la psicología y que sigue siendo un asunto de actualidad en el contexto científico, por lo que su estudio está ampliamente respaldado por el volumen de publicación y la producción relacionada con este fenómeno. A pesar de esto, es interesante el descenso que se evidencia en los últimos años con respecto a la producción de literatura científica relacionada con la regulación emocional desde la perspectiva cognitivo-conductual.

A partir de finales de los años 90 e inicios de los años 2000 se empezó a evidenciar un giro hacia las raíces del análisis de conducta y el desarrollo de teorías explicativas de la cognición basadas en el lenguaje (Barraca, 2006; García, A. 2006; Hayes, 2004a, 2004b; Luciano & Valdivia, 2006; Luciano, Valdivia, Gutiérrez & Páez-Blarrina; Mañas, 2007; Pérez, 2006). Este tipo de avances en la comprensión de la emoción, su función adap-tativa y la explicación desde una perspectiva más anclada en el análisis clínico conductual pueden relacionarse con el descenso en la producción de artículos desde la perspectiva cognitiva-conductual en relación con la regulación emocional y la aparición de otras opciones terapéuticas que se enmarcan en las terapias de tercera generación, que difieren de forma importante en la aproximación a la cognición y la emoción como era entendida por las llamadas terapias de segunda generación o cognitivo-conductuales (Barraca, 2006; Fernández & Ferro, 2006; García, J. 2006; Hayes, 2004a, 2004b; Luciano & Valdivia, 2006; Mañas, 2007; Morón, 2006; Vallejo, 2006).

Es posible que si se hiciera una revisión similar a la aquí presentada en relación con la postura conductual, el análisis clínico conductual y la terapia de conducta se encontraría un aumento en la producción de artículos en los años en que desde la perspectiva cognitiva-conductual se ha evidenciado decremento. Sin embargo, esta revisión excede los objetivos de esta investigación.

Es evidente la importancia que la perspectiva cognitiva-conductual ha tenido en el aumento de la producción de artículos relacionados con la regulación emocional en el contexto académico y el papel que ha jugado en el desarrollo y consolidación de un fenómeno de interés ampliamente reconocido en el contexto científico como es el estudio de la regulación emocional como un fenómeno de interés humano y que debe ser explicado exhaustivamente.

Este estudio corresponde a un análisis desde una de la vertiente de la corriente psicológica conductista, más mediacional y metodológica, en relación con un tema de interés relevante para la psicología en general y para la psicología clínica como área aplicada. Los datos presentados permiten evidenciar la producción, los autores y las fuentes más relevantes en relación con el conocimiento científico desde esta postura a lo largo de los años, así como la manera como se ha venido abordando y hablando de la emoción y la regulación emocional a través del tiempo.

Este estudio permite que lectores con distinto nivel de formación e intereses puedan tener un panorama amplio de la regulación emocional, los términos relacionados, el cambio de estos términos a lo largo del tiempo e identificar años de mayor producción y autores representativos desde una perspectiva psicológica particular, lo que constituye una contribución importante a la visibilización del trabajo académico, sus alcances y la relación entre la producción académica y cambios en aspectos tecnológicos y teóricos que pueden afectar esta producción.

Este tipo de estudios facilitan la caracterización del quehacer psicológico y pueden incluso mostrar la trayectoria de un autor de acuerdo con categorías como las que señalan Quiles, Ortigosa, Pedroche y Méndez (2000) y que caracterizan la producción de los autores en grandes productores (10 o más trabajos), productores moderados (5-9), aspirantes (2-4) y transeúntes (1 trabajo). Sin embargo, del total de autores analizados en la investigación presentada en este artículo solo 14 alcanzan la categoría de grandes productores, mientras los demás se distribuyen en las otras categorías que señalan Quiles et al. (2000). Al revisar la tabla 2 se evidencia que la producción de Gross correspode a los grandes productores, con 64 artículos, lo cual permite considerar que este volumen de producción puede relacionarse con el impacto que sus estudios en regulación emocional han tenido en la perspectiva cognitivo-conductual y en la citación que sus definiciones pueden haber tenido a lo largo de los años.

En comparación con estudios como los de Quiles et al. (2000) y Ros, Moya-Faz y Garcés (2013), que emplearon una metodología similar a la utilizada en este estudio, se evidencia que intentan establecer relaciones entre los descriptores bibliométricos y el tema de interés pero no tienen en cuenta de forma explícita la perspectiva teórica y epistemológica de análisis en su revisión y su abordaje, lo cual permite que estudios como el presentado en este artículo puedan presentar un panorama amplio no solo del fenómeno de interés sino también de la manera como es abordado desde una corriente psicológica particular.

Con respecto a las limitaciones de este estudio, es posible que si se hubiera contado con más tiempo y otras estrategias de análisis más ágiles se hubiera podido incluir otros descriptores relevantes, como productividad por países, productividad por universidades e institutos y colaboraciones. Esta información adicional hubiera permitido identificar y dar cuenta, con mayor complejidad, de elementos relevantes para responder al objetivo de investigación que orientó este estudio. No obstante, estas limitaciones y su identificación al momento de escribir este artículo pueden suponer el desarrollo de otros estudios y análisis similares al presentado o que se deriven de esta revisión, lo que en cualquier caso respondería al interés de este tipo de artículos con esta metodología que incluyen la visibilización del conocimiento científico y el impacto de la producción académica en el desarrollo de la psicología como disciplina.


REFERENCIAS

Angarita, C. & Cabrera, K. (2000). El corazón del rendimiento académico. Psicología desde el Caribe (Universidad del norte), 5.

Barraca, J. (2006). Las terapias conductuales de tercera generación: ¿Parientes políticos o hermanos carnales? EduPsykhé, 5(2), 145-157.

Cabello, R., Fernández-Berrocal, P., Ruiz, D. & Extremera, N. (2006). Una aproximación a la integración de diferentes medidas de regulación emocional. Ansiedad y Estrés, 2-3 (12).

Cardelle-elawari, M. & Sanz, M. (2006). La metacognición aplicada a la emoción. Psicología evolutiva, 12 (2).

Carstensen, L., Pasupathi, M., Mayr, U. & Nesselroade, J.R (2000). Emotional experience in everyday life across the adult life span. Journal of Personality and Social Psychology, 79.

Cheavensa, J., Zachary, M., Banawan, S. & Lynchd, T. (2008). Differences in emotional experience and emotion regulation as a function of age and psychiatric condition. Routledge aging and mental health, 12 (4).

Clemente, R. & Adrian, J. (s.f.) Evolución de la regulación emocional y competencia social. Revista electronica de motivacióny emoción, 7 (17-18). Recuperado de http://reme.uji.es/articulos/avill)3022608105/texto.html.

Díaz, D. (2007). Análisis bibliométrico de la revista archivos latinoamericanos de nutrición. Anales Venezolanos de Nutrición, 1 (20).

Eisenberg, N. & Spinrad, T. (2004) Emotion-related regulation: sharpening the definition. Child.

Eisenberg, N., Fabes, R. A., Guthrie, I. K. & Reiser, M. (2000). Dispositional emotionality and regulation: their role in predicting quality of social functioning. Journal of Personality and Social Psychology, 78.

Fernández-Berrocal, P. & Extremera, N. (2005). La inteligencia emocional y la educación de las emociones desde el modelo de Mayer y Salovey. Revista interuniversitaria de formación del profesorado, 19 (3).

Fernández-Berrocal, P. & Ramos, N. (1999). Investigaciones empíricas en el ámbito de la inteligencia emocional. Ansiedady Estrés, 5.

Fernández, A. & Ferro, R. (2006). Psicoterapia Analítico-Funcional: Una aproximación contextual funcional al tratamiento psicológico. EduPsykhé, 5(2), 203-229.

García, J. (2006 a). La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) como desarrollo de la Terapia Cognitivo-conductual. EduPsykhé, 5(2), 287-304.

García, A. (2006 b). La Terapia Dialéctico-Comportamental. EduPsykhé, 5(2), 255-271.

Garner, P. & Stowe, T. (2010). Emotional Display Rules and Emotion Self-Regulation: Associations with Bullying and Victimization in Community-Based After School Programs. Journal of Community & Applied Social Psychology, 20.

Gross, J. & John, O. (2002). Wise emotion regulation. en L. F. Barrett & P. Salovey (Ed.), The wisdom in feeling: psychological processes in emotional intelligence. New York/London: The Guilford Press.

Gross, J. (1998). The emerging field of emotion regulation: An integrative Review. Review of general Psychology, 2 (3).

Gross, J. (1999). Emotion regulation: past, present, future. Cognition andEmotion, 13, 551-573.

Gross, J. J. & John, O. P. (2003). Individual differences in two emotion regulation processes. Implications for affect, relationship, and well-being. Journal of Personality and Social Psychology, 85.

Hayes, S. (2004a). Acceptance and Commitment Therapy and the new behaviour therapies. En S. Hayes, V. Follette & M. Linehan (Eds.), Mindfulness and aceptance: Expanding the cognitive behavioral tradition (pp. 1-29). Nueva York: The Guilford Press.

Hayes, S. (2004b). Acceptance and Commitment Therapy, relational frame theory, and the third wave of behavioral and cognitive therapies. Behavior therapy, 35, 639-665.

Kinkead, A., Garrido, L. & Uribe, N. (2011). Modalidades evaluativas en la regulación emocional: Aproximaciones Actuales. Revista argentina de clínica psicológica, 20 (1).

Kooler, S. (2009). The psychology of emotion regulation: An integrative review Psychology press, 23 (1).

Lazarus, R. S. (1991). Progress on a cognitive-motivational-relational theory of emotion. American Psychologist 46.

Levenson, R. W., Carstensen, L. L., Friesen, W V. & Ekman, P. (1991). Emotion, psychology and expression in old age. Psychology and Aging, 6.

Luciano, C. & Vaodivia, S. (2006). Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). Fundamentos, Características y Evidencia. Papeles del Psicólogo, 27(2), 79-91.

Luciano, C., Valdivia, S., Gutiérrez, O. & Páez-Blarrina, M. (2007). Avances desde la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). EduPsykhé, 5(2), 173-201.

Macías, M. (2002). Las múltiples inteligencias. Psicología desde el Caribe (Universidad del Norte), 10.

Mañas, I. (2007). Nuevas terapias psicológicas: La tercera ola de terapias de conducta o terapias de tercera generación. Gaceta de Psicología, 40, 26-34.

Márquez-Gonzales, M., Fernández, M., Montorio, I. & Losada, A. (2008). Experiencia y regulación emocional a lo largo de la etapa adulta del ciclo vital: análisis comparativo en tres grupos de edad. Psicothema, 4 (20).

Mayer, J. D. & Salovey, P. (1997). What is emotional intelligence? En P. Salovey & D. Sluyter (Eds.), Emotional Development and Emotionallntelligence: implications for educators. New York: Basic Books.

Mayer, J.D., Caruso, D. & Salovey, P. (2000). Selecting a measure of emotional intelligence: the case for ability scales. In R. Bar-On & J.D.A.

Mocaiber, I., Oliveira, L. et al. (2008). Neurobiologia da regulacao emocional: implicacóes para a terapia cognitivo-comportamental. Revista electrónica Scielo, 13 (3).

Morón, R. (2006). Terapia Integral de Pareja. EduPsykhé, 5(2), 273-286.

Páez, D., Fernández, I., Campos, M., Zubieta, E. & Casullo, M. (2006). Apego seguro, vínculos parentales, clima familiar e inteligencia emocional: socialización, regulación y bienestar. Ansiedad y Estrés, 2-3 (12).

Pérez, M. (2006). La terapia de conducta de tercera generación. EduPsykhé, 5(2), 159-172.

Quiles, M., Ortigosa, J., Pedroche, S. & Mendez, X. (2000). Investigaciones psicológicas sobre el cuidado del niño hospitalizado: Un análisis bibliométrico. Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace, 53, 27-42.

Ros, A., Moya-Faz, F. & Garcés, E. (2013). Inteligencia emocional y deporte: Situación actual del estado de la investigación. Cuadernos de Psicología del Deporte, 13 (1), 105-112.

Rueda-Clausen, C., Villa-Roel, C. & Rueda-Clausen, C.E. (2005). Indicadores bibliométricos: Origen, aplicación, contradicción y nuevas propuestas. MedUNAB, 8 (1), 29-36.

Salovey, P. & Mayer, J. D. (1990). Emotional intelligence. Imagination, Cognition and Personality, 9.

Vallejo, M. (2006). Atención Plena. EduPsykhé, 5(2), 231-253.

Vinaccia, S., Quinceno, J., Zapata, C., Obesso, S. & Quintero, D. (2006). Calidad de vida relacionada con la salud y emociones negativas en pacientes con diagnóstico de enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Psicología desde el Caribe (Universidad del Norte), 18.


Notas

*Fundación Universitaria Konrad Lorenz, Bogotá (Colombia).

Correspondencia: Carrera 9 Bis n° 62- 43 - cuarto piso, Facultad de Psicología, Bogotá (Colombia). Tel: 3472311 Opción 1. sergioa.riberom@konradlorenz.edu.co


Psicología desde el Caribe
Revista del Programa de Psicología de la Universidad del Norte
http://rcientificas.uninorte.edu.co/index.php/psicologia
psicaribe@uninorte.edu.co

Universidad del Norte
Barranquilla (Colombia)
2013
©

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.